Enviar
Red Teatral
locos por los musicales
Nombre del Musical

Anabel Ochoa

Suscribirse

Al pene pene y a la vagina, vagina.

Ahora los ángeles ya saben lo que es el placer y estoy seguro que sin ningún temor a enrojecer el rostro, Anabel Ochoa, la sexologa que revolucionó el tema del sexo en los medios de comunicación mexicanos, volverá una fiesta bacanal al cielo, porque creo que ahí si necesitan aprender a conocer el placer.

Impactó a muchos la partida de la sexóloga Anabel Ochoa, una mujer inteligente, alegre, valiente y sin ningún tipo de tapujos para hablar de algo a lo que muchos le temían que era el “hablar de sexo”. Su trabajo revolucionó la forma de tocar el tema en los medios de comunicación. Antes, decir pene o vagina en la radio o televisión mexicana eran meritos seguros para obtener una multa de gobernación, ahora sin tapujos se le llaman a las cosas por su nombre.

Su manera de hablar fue siempre clara, honesta, real y hasta cierto punto placentera, fue una verdadera distribuidora del placer, una mujer muy polémica que se enfrentaba a opiniones muy conservadoras, en sus conferencias ella misma respondía de manera categórica con convicción por su personalidad y convicción a su ideología, pues llegó a nuestro país desde hace 20 años a presentar un libro donde era muy difícil hablar de sexo, pues casi era satanizado.

Titular de programas radiofónicos llenos de polémica y alto número de multas por parte de la Secretaria de Gobernación (en los años 90s), en lo personal me tocó monitorear su programa en la Q, cuando estudiaba locución y en el tiempo que estuve escuchándola siempre la escuché de buen humor y era muy divertida para hablar de sexo, no tenía ningún pudor, siempre creyó que era bueno dar información con carisma y un toque de picardía.

Siempre fue así su manera de ser, recuerdo muy bien una frase que dijo y como locutor me atrevo a resaltarla “Hablar sin tapujos, no temerle a nada ni a nadie, solo a la censura porque vuelve a la gente ignorante”.

Anabel… el sexo es de lo más normal, decías que hay que llamar a las cosas por su nombre, no tener pena, pues es algo muy normal. Tu aportación para los hombres y las mujeres será por siempre: “Al pene pene y a la vagina vagina”.

Miguel Angel Messino.

-*-

Títulos

-*-

Trabajos del Artista

google+

-*-
Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS