Enviar
Red Teatral
locos por los musicales
Avenida Q
Avenida Q

Avenida Q - Buenos Aires - XXY

Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q
Avenida Q

Avenue Q

Avenida Q 2010

Suscribirse

Pais: Argentina
Ciudad: Buenos Aires
Año: 2010
Teatro: Pablo Neruda (Sala)

Direccion

Letras

-*-

Datos Generales

Avenue Q es un musical creado en el año 2003. Sus personajes son actores de carne y hueso y también marionetas.

Está paródicamente basado en Sesame Street (Barrio Sésamo, o Plaza Sésamo en latinoamerica), y hay bastantes referencias... Epi y Blas (Beto y Enrique en Latinoamerica) son, respectivamente, Nicky y Rod (inversor en bolsa república, gay reprimido en la obra) de mayores, o Trekkie Monster es, claramente, una versión obscena de El monstruo de las galletas (El Monstruo Comegalletas en latinoamérica), en sus propias palabras: "en los mercados financieros, la única inversión estable es la pornografía".
Las canciones y la música evocan la melodía de Sesame Street, incluso en su contenido "educativo".

Entre los personajes, se encuentran:
* KATE MONSTER:
Una veinteañera que se caracterizza por ser amable, buena gente, de corazón abierto; pero el único problema que tiene es que no ha encontrado con quién compartir su vida.

* PRINCETON:
Personaje que llega a Avenue Q con el único fin de encontrar su propósito en la vida.

* ROD:
Personaje muy curioso, que a lo largo de la obra niega totalmente su condición homosexual.

* NICHOLAS (NICKY):
Vive con Rod, compartiendo su mismo apartamento.

* TREKKIE MONSTER:
Personaje que define su vida en una sola palabra: PORNO

* GARY COLEMAN:
La estrella de TV de los años 80's, después de quedar en bancarrota, es el prototipo del perdedor, y decide ser el superintendente de Avenue Q.

* LUCY THE SLUT:
Sensual cantante que provoca a los personajes masculinos de Avenida Q.

* CHRISTMAS EVE:
Esposa japonesa de Brian. Busca impulsar su carrera de psicóloga.

* BRIAN:
Personaje judío, casado con Christmas Eve.

La obra ganó tres premios Tony en 2004, incluyendo el mejor musical y el mejor libreto, derrotando a "Wicked", el favorito. Con mucho menos presupuesto, pero también con mucho más descaro, Avenue-Q escribió una canción para autopromocionarse, con la que se ganaron a los miembros de la academia.

Entre sus canciones, destacan:
* IT SUCKS TO BE ME: Sobre los difícil que es la vida de cada uno
* EVERYONE IS A LITTLE BIT RACIST: Sobre el racismo latente que tenemos todos adentro de cada uno.
* THE INTERNET IS FOR PORN: Sobre el papel preponderante de la pornografía en internet
* MIX TAPE: Princton prepara un "mix tape" para Kate, como muestra de afecto.
* THERE'S A FINE, FINE LINE: Sobre la delgada linea entre el principio y el fin de una relación.
* SPECIAL: Interpretada por Lucy.
* THE MORE YOU RUV SOMEONE: la canta Christmass Eve, que no puede pronunciar LOVE y pronuncia RUV.
* SCHADENFREUDE: Es la palabra alemana para "el regocijo por el infortunio del prójimo".
* THE MONEY SONG: Los personajes aúnan esfuerzos para conseguir dinero para el proyecto de Kate.

-*-

Datos de esta Versión

REPARTO:

MARIANO CHIESA: Princeton y Rod
MELANIE LENOIR: Kate Monster y Lucy (hasta el 20/10/10)
NATALIA VOLONNINO: Kate Monster y Lucy (desde el 20/10/10)
FEDERICO SALLES: Nicky y Trekkie Monster
GERMAN TRIPEL: Brian
MANUEL VICTORIA: Gary Coleman
PATRICIA LORCA: Oso de las malas ideas y Señorita Griselda
MICAELA PIERANI MENDEZ: Oso de las malas ideas
SILVANA TOMÉ: Chow Fan
GUILLERMINA GESUALDI: Ensamble
SONIA SAVINELL: Ensamble
PABLO GANDOLFI: Ensamble

-*-

Datos Adicionales

Director Artístico / Escenógrafo / Diseño de Luces: Santiago “Tato” Fernández
Traducción y adaptación: Natalia del Castillo, Santiago “Tato” Fernández y Eduardo Morales
Coreógrafo: Alejandro Lavallén
Director de Actores: Chino Kuhn
Director Musical: Federico Vilas
Directora Vocal: Katie Viqueira
Coach de Títeres: Rosa & Jorge Crapanzano
Producción Ejecutiva: MP Producciones /
Mariano Pagani / Maria Videla

-*-

Elenco

-*-

Crítica

¿Pasaste los 30 y estás sin laburo? ¿No se te dan las cosas y encima aún no sabés cuál es tu “meta” en la vida? ¡Che, no desesperes! Existe un espacio donde podrás calmar esas aguas turbias…

Así comienza “Avenida Q”, una calle perdida y marginada en los confines del alfabeto, donde siempre habrá alguien que esté peor que vos… ¿Autoestima arriba, ahora?

Los protagonistas de esta historia, una serie de títeres muy parecidos a los tiernos Muppets, dejan de serlo ni bien abren sus bocas de felpa. Son prejuiciosos, racistas, avaros y hasta se alegran si el otro es aún más desdichado que ellos.

Ver que la mayoría de los habitantes de “Avenida Q” se permiten ser como se les canta, expresando todo aquello imposible de capitalizar en la vida en sociedad, es el factor de conexión que instantáneamente sorprende a la platea. Esto, sumado al talento y entrega del elenco, lo convierte en el musical por excelencia para el público adulto (sea este amante del género o no) que busca una experiencia teatral diferente, innovadora y ampliamente entretenida.

El humor nunca decae y se manifiesta desde todas las direcciones posibles: está presente en los movimientos de los artistas (ya sean estos los que manipulan los títeres o los personajes-personas), en los diálogos, en las canciones y se asienta en una inversión que en materia de escenografía, efectos de sonido, de iluminación y de multimedia no repara en gastos.

“Avenida Q – Buenos Aires” fue generada por un equipo de creativos que realmente supo cómo sacarle jugo a la versión original de Broadway, adaptándola a nuestras formas de pensar y más precisamente a aquellas cuestiones que más nos hacen reír.

Los mismos directores generales de la propuesta (Natalia del Castillo y Santiago “Tato” Fernández”) “argentinizaron” las canciones respondiendo a lo esperado, y además colaboraron junto a Eduardo Morales para realizar una ingeniosa traducción y adaptación del texto. Nada mejor que unir fuerzas para una tarea que generalmente se encarga a traductores que miran el producto desde un afuera, pero que en este caso y para beneficio de los espectadores, no ha sido así.

El elenco se amolda a la perfección entre los personajes-personas que interactúan con los artistas titiriteros, y que además bailan y cantan al mismo tiempo. Una combinación interesante porque todo está a la vista y más sorprendente aún cuando un mismo artista interpreta dos roles que en escena hablan entre sí.

Son destacables los trabajos de Mariano Chiesa y Melania Lenoir. Ambos encaran dos personajes cada uno (Princeton y Rod / Kate y Lucy, respectivamente), que a su vez representan polos opuestos. Por un lado, Princeton y Kate (los protagonistas) son dos jóvenes inocentones y llenos de sueños, y por el otro sus contrarios: Rod y Lucy, él un empresario que oculta algún que otro secretito bajos sus sábanas y ella una actriz porno en decadencia.

Federico Salles (Nicky, Trekkie Monster y Osito de las Malas Ideas) se brinda al máximo con una pluralidad y cambio de voces que impactan y que funcionan para diferenciar las personalidades de sus títeres (un vago buenazo por dónde se lo mire, un adicto al porno en la Internet y un osito que no es para nada cariñoso).

La pareja compuesta por Germán Tripel (Brian, un comediante que se ha quedado sin escenario y sin chistes) y Silvina Tomé (Chow Fan, una japonesa de lo más ácida) es sin dudas garantía de comicidad. Tan solo ver a Tomé con sus ocurrencias “llenas de acento japonés” para que el público no pare de reír. Además, estos personajes mantienen un balance que coordina el mundo de los títeres con el de los humanos –acercando dos universos diferentes a una realidad posible en el imaginario de los espectadores.

El dominicano Manuel Victoria, trae frescura y dinamismo al resucitar, de cierta forma, al ex niño actor del clásico televisivo de los ochenta “Blanco y Negro”: Gary Coleman - ahora devenido en encargado del edificio donde viven las "criaturas" del show y lo que es mejor, un personaje que evidencia los mensajes más predominantes del musical: las miserias y frustraciones de la vida.

Completan el reparto un ensamble bien consolidado, compuesto por Micaela Pierani Mendéz, Patricia Alexandra Lorca, Pablo Gandolfo, Guillermina Gesualdi y Sonia Savinell.

Los números musicales son “Qué triste ser yo”, “Si fueras Gay”, “Todos somos algo racistas”, “Sin porno no hay Internet”, “Especial”, “Podés gritar hasta no dar más si en la cama estás”, “Mi novia que vive en Paraguay”, “Schandefreude, placer en la desgracia ajena” y “Quiero dinero”.

La orquesta (aunquen en off) de seis músicos está liderada por Federico Vilas, la dirección vocal es de Katie Viqueira, la dirección actoral pertenece a Omar “Chino” Kühn, las coreografías son de Alejandro Lavallén, la escenografía de “Tato” Fernández y el vestuario fue confeccionado por Alejandra Robotti.

Celebremos y démosle una oportunidad a esta nueva y alocada avenida, sus personajes no hacen más que reflejar aquellas experiencias en las que nos hemos sentido “flor de Muppets”, yendo y viniendo de acá para allá con nuestros diplomas y sueños al hombro, en la búsqueda de esa “meta” que le de sentido a nuestras vidas y que con el pasar de los años, nos enseña que no siempre las cosas resultan cómo las habíamos planeado.

FACUNDO ESPÓSITO

-*-

google+

• Si encuentras algún error u omisión en esta versión, mándanos un mail con el detalle y lo corregiremos igualmente
• Si conoces otra versión de este musical que no figure aqui o si tienes fotos, o más información respecto a este musical, mándanosla por mail

La Escuela del Musical -->
Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS