Enviar
Red Teatral
locos por los musicales
La bella y la bestia
La bella y la bestia

La Bella y la Bestia - Madrid

La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia
La bella y la bestia

Beauty and the Beast

La bella y la bestia 2008

Suscribirse

Pais: España
Ciudad: Gira por España
Año: 2008
Teatro: GIRA (Por España)

Direccion

Letras

-*-

Datos Generales

El mismo Walt Disney había considerado en su momento, ésta historia como una posible película animada; pero recién en los 80's el sobrino de Walt, Roy E. Disney, consiguió aunar esfuerzos con Michel Eisner, Frank Welles y Jeffrey Ketzenberg para aceptar el desafío de animar ésta historia de amor. El equipo creativo conformado por la guionista Linda Woolverton, el letrista Howard Ashman, el compositor Alan Menken, el productor Don Han y los directores Kirk Wise y Gary Trousdale, entre otros, realizó una película que en oportunidad de su estreno en 1991 recibió una sobrecogedora recepción por parte de la crítica especializada; siendo éste el primer film animado que es nominado a mejor película por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. En dicha oportunidad obtuvo dos premios Oscar: a la Mejor Música Original y a la Mejor Canción.

A su vez, la Compañía Disney, que llevaba bastante tiempo evaluando la posibilidad de tener una presencia teatral en Broadway, al leer los comentarios de un crítico del "New York Times" que consideraba, irónicamente, a la película como el mejor musical de Broadway de 1991; decide reunir a otro equipo con el fin de lograr una transición posible del film al teatro, dando como premisa ser fieles a la película, pero añadiéndole las cualidades que sólo se pueden apreciar en el teatro en vivo. El compositor Alan Menken y el letrista Howard Ashman estructuraron originalmente la película con el formato de un musical: cada canción posibilita el avance de la trama. Con sumo cuidado por el trabajo de Ashman (quien falleció el mismo año del estreno de la película: 1991), Menken recreó las canciones originales de la película imprimiéndoles aún más vivacidad para el escenario, y junto a Tim Rice escribieron nuevas y chispeantes canciones para contar el cuento y definir mejor a los personajes y sus relaciones. Tampoco fue sencilla la tarea de trasladar el lenguaje visual de la animación bidimensional al espacio tridimensional: escenográfos, iluminadores, vestuaristas, y coreógrafos contribuyeron a que la historia brillara y su magia se mantuviera intacta, convirtiendo a la obra en un espectáculo sensacional que ha llegado a los corazones y a la imaginación de audiencias de todas las edades y de todas las culturas.

Cuenta el relato que cierta noche fría e invernal, llega hasta el castillo de un joven príncipe una vieja mendiga pidiendo que se le permitiera pasar a resguardarse de la intemperie a cambio de una rosa.
El joven en su arrogancia y molesto por el aspecto de la anciana le niega el pedido.
De repente, la mendiga, revela lo que en realidad es: una hermosa hechicera que convierte al príncipe en una monstruosa Bestia y a todos sus sirvientes en Objetos Encantados.
Como única ventana al mundo, la hechicera le deja a la Bestia un espejo mágico y una rosa encantada. El hechizo solo se rompería si el joven egoista y consentido lograba aprender a amar y ser amado por una mujer antes que la rosa perdiera su último pétalo.
Desde entonces, la vida en el castillo fue triste y desesperanzada... hasta la inesperada llegada de una joven inteligente, hermosa y sagaz, Bella, quien soñaba con vivir apasionantes historias como las que alguna vez había leído en los libros, lejos de la aburrida y convencional vida de pueblo.

Este es el planteo de una historia de amor, en la que Bella, una mujer única, envuelta por su propia voluntad en una inusual situación deberá poner a prueba sus mejores cualidades y tratar de descubrir la cara más noble del sufriente corazón que se oculta tras la horrible Bestia.

-*-

Datos de esta Versión

-*-

Datos Adicionales

Se estrenó en el 2007 en el Teatro Coliseum - Madrid - España
Culminó su gira en BARCELONA TEATRE MUSICAL (Antiguo Palau d’Esports)2009

-*-

Elenco

-*-

Crítica

Magia en minúsculas.(Nuestra critica)

Hablar de La bella y la bestia es hablar de uno de los musicales que más éxito ha cosechado la cartelera madrileña. Ahora, ocho años después de su estreno, vuelve la magia (como reza el cartel del espectáculo) a la Gran Vía, con ubicación diferente, eso sí, y con algunos cambios que le han restado parte de su espectacularidad.

La nueva versión que, desde el 4 de Octubre de 2007 se podrá disfrutar en el teatro Coliseum (solo durante seis meses; estará por ver si los chicos de Stage no amplían temporada ante el éxito que se les avecina), es mucho más humilde, alejada del montaje anterior: un fastuoso (y, en ocasiones, excesivo) espectáculo más cercano a los montajes del Cirque Du Soleil, o a los shows de magos como David Copperfield, que al espíritu sencillo del mensaje que transmite la función: “la belleza se encuentra en el interior”.

Y es que parece que esta versión del musical de Alan Menken y Tim Rice, dirigida por Glenn Casale, se haya tomado al pie de la letra ese sencillo mensaje, despojándose a sí mismo de todo artificio innecesario, para presentarse, casi, desnudo, directo, sin trampas ni efectismos hipnotizantes, mostrando lo que, de verdad, se encontraba en su interior: algo bello, algo realmente bello.

Ya desde el inicio uno comienza a echar de menos el ritmo del prólogo anterior, esta vez esclavo de unas simples (y horrorosas) proyecciones en un enorme libro abierto en el escenario, que acompañan a la voz femenina de nuestra narradora. Pero pronto se deshace la estupefacción, se aleja el desencanto inicial, y se comprueba que, pese a la escenografía simple que, antaño, hubiera despertado ecos de incredulidad, se esconde una propuesta efectista, productiva y hasta hermosa.

Vestuarios y escenarios dejan de llevar la voz cantante, supeditando al elenco a su tirana visión para convertirse, en acompañamiento y excepcional complemento a una historia que, pese a ser conocida, mantiene el interés del público. No se me entienda mal, pese a ser mucho menos espectacular, esta versión de La bella y la bestia resulta tremendamente vistosa, en todos los aspectos. La sencillez de su planteamiento no implica una carencia de medios, de efectos, de colorido (ahí están las soberbias luces, por ejemplo), sino un cambio, simplemente eso, un cambio hacia una versión más humilde, más austera... y más teatral.

Si hay algo que brilla con luz propia en el escenario del teatro Coliseum (además de una de las mejores orquestas que he tenido el gusto de escuchar en un teatro español), son los actores y actrices, más libres en movimientos que en su versión anterior, mucho menos forzados ante una maquinaria que, ahora, no impone, sino que potencia las dotes artísticas de cada uno y, sobretodo, perfectamente dirigidos. Cabe destacar a Julia Moller (repitiendo el rol de Bella que desempeñara en la antigua producción), con una voz dulce y perfecta, y una interpretación digna de elogio, sobretodo en “Es hogar” o en el nuevo tema compuesto por Alan Menken, en exclusiva para Tony Braxton, “Un cambio en mi” (si Menken hubiera conocido a Julia Moller, a buen seguro lo hubiera compuesto para ella). Excepcional, también, está Armando Pita, cuyo Lumiere es capaz de llenar el escenario sin necesidad de bengalas de fuego y apariciones súbitas. Muy correctos Lorenzo Valverde (Maurice) y David Ordinas (Bestia), que demuestran la experiencia, ilusión y buen hacer de dos profesionales con amplia experiencia. Tal vez Pablo Puyol, en su papel de Gastón, sea el que más haya desentonado ante un elenco sobresaliente, sin fisuras, digno, realmente, de estar sobre el escenario (no como últimamente venía ocurriendo en algunas producciones de Stage).

Si bien es cierto que algunas escenas han empeorado con respecto a su antigua versión (“Si no puedo amarla”, “Gastón”), lo verdaderamente importante es que el total de lo ofrecido sobre el escenario, es de una gran calidad, por encima de la media del resto de espectáculos de este tipo. A uno le queda la sensación agradable de haber asistido a una representación mágica (como solo sabe hacer la factoría Disney) pero, sobretodo, de haber sido protagonista de una revisión del que ya es considerado como un clásico moderno de los musicales, sin pecar en el exceso, y haciendo acopio, junto a la excelente partitura, de buenos actores y profesionales. Todos al servicio de la magia.

Sin embargo, cabe destacar que, pese al buen resultado, la producción está claramente orientada a una más que probable gira. Y es que es una lástima pensar lo que hubiera sido este montaje, si no hubiera estado concebido para salir de viaje, pero ya se sabe que, en estas ocasiones, los intereses económicos no siempre coinciden con los del público... Magia, sí, y magia muy hermosa, plena de aciertos, perfectamente acompañada por un casting que debe ser, por pleno derecho, la envidia de toda la Gran Vía; pero magia, en definitiva, escrita con letra minúscula.

LO MEJOR:
-Julia Moller
-El resto del elenco
-La partitura
-La orquesta
-La dirección
-La magia (pese a ser en minúsculas)

LO PEOR:
-Algunos cambios innecesarios
-Que solo vaya a estar seis meses en cartel

CALIFICACIÓN FINAL: 4/5 MUY RECOMENDABLE

Esteban García Valdivia

-*-

google+

• Si encuentras algún error u omisión en esta versión, mándanos un mail con el detalle y lo corregiremos igualmente
• Si conoces otra versión de este musical que no figure aqui o si tienes fotos, o más información respecto a este musical, mándanosla por mail