Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

“MAMMA MIA!” EN MADRID (Nuestra Crítica)




En los últimos años este musical se ha consolidado como una de las comedias más exitosas…


España, Inglaterra, Estados Unidos, Corea del Norte, Alemania, Suecia, Holanda… No quedan rincones en el mundo en los que no se haya echo eco la popularidad de este musical. En los últimos años Mamma Mia! se ha consolidado como una de las comedias más exitosas de la cartelera teatral en el mundo entero.

Lejos de los vericuetos de otras producciones más enrevesadas, esta obra se caracteriza por un libreto sencillo y directo que, a fin de cuentas, sirve de marco a las canciones del grupo Abba. La trama no da grandes sorpresas aunque sí un cierto tono de intriga que capta la atención del espectador. En esta línea, los personajes no dan pie a un extenso mundo interior (aunque no llegan a caer en estereotipos simplones). Esto hace que, en su conjunto el musical mantenga, de principio a fin, una atmósfera de cuento de hadas, con su planteamiento, nudo divertido e intrigante y desenlace feliz; por lo que no resulta una comedia especialmente trabajada y lucida.

Sin embargo, sí hay que admitir cierto toque de originalidad en la forma de desarrollar todo lo antes mencionado. Puede que no destaque sobremanera, pero llama la atención el exotismo que inunda este ya denominado “cuento”, que le otorga una firma indiscutible para desmarcarse de otras creaciones equiparables en cuanto a medios y resultados. Quizás sea este toque tan personal la razón de que Mamma Mia! destaque, prolifere y se extienda por los grandes teatros haciendo sombra a producciones de mayor envergadura.

Al contrario que en otras ocasiones, que la música guste o no va más allá de la calidad de las composiciones que, aún adaptadas, no dejan de ser melodías pop setenteras introducidas “a cajón” (y de forma innecesaria en algunos casos) para que cuadren con la línea argumental, y que no siempre se consigue con la satisfacción deseable. Aquí las canciones evocarán todo tipo de sensaciones pasadas, sin dar lugar a juzgar el valor real de éstas en el momento. Aún siendo un aliciente poderoso para los amantes del grupo, hay que recordar que NO se trata de un concierto dado por otras voces; estamos asistiendo a la representación de una historia que nada tiene que ver con los intérpretes originales.

En cuanto a la versión del teatro Lope de Vega en 2005, si bien es cierto que supuso un punto frecuente de asistencia en la Gran Vía madrileña, también lo es que no puede considerarse una gran producción; al menos atendiendo a resultados que, siendo buenos, tampoco ofrecieron grandes despliegues de medios, haciendo derroches en momentos prescindibles (como el final o la escena “Dame!Dame!Dame!” las cuales, a mi juicio, podrían brillar igualmente con una puesta en escena más discreta) y dejando “abandonados” otros aspectos (como la iluminación) que podían haber elevado la calidad estética y visual del conjunto.

El resultado final era bueno (no en exceso), teniendo en cuenta el tipo de obra y las posibilidades que ofrecía, la dirección no exhibía sorpresas, ni para bien ni para mal. Coreografías mejorables, diálogos correctos y actuación más bien sencilla enmarcada, eso sí, en una fotografía impecable que bien podría ser uno de los puntos más fuertes de la representación.
Otros aspectos destacables: el vestuario, tan variado como acertado en cada momento para acompañar las escenas. Y sobre todo, la presencia de Nina y Mariona Castillo, sobresalientes de entre el elenco en todos los sentidos.

Pero, ¿por qué tanto éxito entonces? Bien, sin ser una obra especialmente destacable, no cabe discusión al afirmar su capacidad de entretenimiento. Mamma Mia! es un musical, como suele decirse, para toda la familia, que en mayor o menor medida llamará la atención de cualquier tipo de público. Las canciones pegadizas, los simpáticos números, la trama sencilla… todos ingredientes para constituir una buena pieza para la iniciación a este mundo teatral.


LO MEJOR:
- La trama ligera y amena
- La fotografía
- Ese afán de cuento de hadas que se intuye desde el principio
- La sensación que te obliga a levantarte del asiento para bailar

LO PEOR:
- El juego de luces
- La diferencia entre la calidad de las voces
- Las canciones forzadas en detrimento de la trama
- Las coreografías

CALIFICACIÓN FINAL: 4/5 RECOMENDABLE

JAVIER DE LA MORENA

google+

La Escuela del Musical -->
Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS