Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

STRAVAGANZA TANGO (Nuestra Crítica)




Siempre soñando...


“Stravaganza Tango” subió a escena, siendo un espectáculo muy esperado y que fue muy bien recibido por el público. Ya con realmente varios sucesos en sus espaldas, el Sr. Flavio Mendoza presenta una nueva propuesta, que bajo su marca registrada (Stravaganza) desvía su puesta para otro registro, el tango.

Últimamente hemos visto varios “mega-espectáculos” que podrían calificarse como similares, pero debo admitir que en este en particular, Flavio ha sabido poner toda su experiencia, para lograr lo que muchos han intentado y muy pocos conseguido: equilibrio. La calidad de este espectáculo no radica solo en cuadros vistosos y llamativos, que sin dudas lo son, sino que se afirma también en una historia correctamente y coherentemente armada. Ésta última, plagada de terminología tanguera y que constantemente hace alusión a los íconos del 2X4, sin ser descollante, sirve como hilo conductor, como marco referencial y como ámbito natural para que en esos cuadros se represente de forma inédita el típico baile porteño, reinterpretándolo y homenajeándolo al mismo tiempo.

Nos encontramos así, en el muy mentado salón Roma, que curiosamente existió en verdad; donde Virgilio (nombre apropiado si los hay) quiere ser poeta. Y es en ese escenario que nos relatará la eterna y recurrente historia de un triangulo amoroso bajo el lema “Sin reglas para el amor”, donde aparte de un dúo masculino se encuentra la “Mireya” como un primario objeto de deseo.

Virgilio, llamativamente interpretado por Nicolás Vázquez, quien hace su debut en este tipo de obra y a quien hay que por lo menos destacar por su valor ante tamaño desafío, no estará solo. Como todo poeta que se precie, éste, solicitará y obtendrá la ayuda de su “musa” encarnada por un delicioso Gonzalo Costa, actor transformista que empezó a brillar en espectáculos de varieté del under y a quien personalmente considero un verdadero hallazgo. Gonzalo tiene un carisma increíble y a modo de maestro de ceremonias, bajará y subirá del propio escenario sirviendo, como su personaje lo requiere, de nexo entre el mundo de lo real y el de la fantasía. También como en todas las grandes historias, a nuestro protagonista lo acompañará un “compinche”, rol que recae en Emiliano Friguglietti, quien utilizando todos los genes circenses de su familia, logra un gran lucimiento. Y no sorprende para nada que estos dos últimos caracteres, arranquen del público el aplauso espontaneo gracias a su talento y savoir faire.

Si bien la historia está protagonizada por este joven poeta y sus dos amigos, el triangulo pasional es la excusa muy bien usada, para que las disciplinas circenses, acrobáticas y artísticas de variada índole se desarrollen. Sugestivamente, la historia amorosa no se limita al apasionado vínculo que surge entre el compadrito y la Mireya sino también entre los dos hombres. En esta característica el espectáculo sobresale ofreciendo un giro inusual a la reiterada historia. Las coreografías de tango con toques de contemporáneo entre los dos varones, son increíbles y a la vez muy sensuales, dotados de una credibilidad perfecta.

El trío está muy bien representado por: Melina Greco, Sebastián Acosta y Ariel Caramés. Melina ya participó en espectáculos anteriores de Flavio y es una excelente bailarina de tango. El que realmente me sorprendió por su lenguaje corporal, que también se refleja en su rostro es Ariel. Justamente es él el que lleva adelante la parte más jugada del espectáculo.

Otro aspecto muy positivo de la obra es la iluminación del gran Ariel de Mastro. Inclusive la música, y algunas imágenes de las pantallas Led, nos traen a la memoria su gran trabajo en “Por amor a Sandro”.

Con una puesta sobresaliente, los acróbatas, los actores formarán parte también del público, algunos cuadros simplemente traspasan ese límite invisible que suele separarlos. No me cansaré en decir que estos momentos son muy bien valorados por el espectador.

Con muchísimos artistas en escena, “Stravaganza Tango” es un espectáculo digno de ver y que enlátese una cartelera que siempre está dispuesta a esperar por la calidad.

GUSTAVO MARTÍN SCUDERI
Ver noticia completa:

google+

-->
Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS