Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

BUENOS AIRES TIENE UN MARAVILLOSO CONTINENTE ARTISTICO DEL CUAL ME SIENTO PARTE




RedTeatral dialogó con el español Gonzalo de Otaola…


RedTeatral dialogó con el español Gonzalo de Otaola (Gota), director de la obra “Una fuga de agua” que se presenta los viernes a las 20hs en Espacio Callejón.

RedTeatral:
¿Cómo evalúa la escena porteña habiendo transitado una década en la ciudad de Buenos Aires?

Gonzalo de Otaola:
Es una escena enorme en lo cuantitativo y lo cualitativo. Es incomparable en el mundo. Viene de una larga y particular tradición, es inquieta, y vive en constante transformación. Además, su motor es la acción, la creación. Está llena de gente talentosa que actúa, escribe, dirige, que ama lo que hace, y se dedica a ello con pasión.
Antes de venir a Buenos Aires me dedicaba al mundo audiovisual, y cuando conocí la escena porteña me sentí muy atraído justamente por esto último, la capacidad de hacer, de generar. Por eso elegí quedarme, y no es casualidad que mi primera obra, “Una fuga de agua”, surja impulsada por este maravilloso continente artístico del que me siento parte después de tantos años.

RT:
¿Qué tipo de vínculo encuentra entre el cine (su formación primaria) y el teatro (su preferencia actual)?

G.O:
El cine y el teatro son formas de expresión audiovisuales. En esencia no hay una gran distancia entre uno y otro. Son vehículos para contar, para desarrollar inquietudes. Sí son muy distintas la formas de producción, los procesos, los tiempos de uno y otro, pero por encima de todo la gran diferencia es que el teatro es un espectáculo en vivo, y por lo tanto afectado por la retroalimentación con el público, la vida cotidiana que se cruza inevitablemente, cierto azar, las imperfecciones, el momento y el presente; y todo ello le dota de una magia y un nervio incomparable.

RT:
¿Cómo se origina el proyecto de su ópera prima "Una fuga de agua”?

G.O:
La obra surge inicialmente a partir de un cuento que escribo sin pensarlo mucho. En él había un mundo que por razones que entonces no comprendía muy bien, me interesaba retratar. Había una fuga de agua, una madre que desaparecía en un charco de la calle, un padre autoritario, y unos hermanos distanciados en el tiempo y en el espacio.
Poco tiempo después comienzo a participar en el taller de dramaturgia que imparte Javier Daulte donde a tropezones, saltos, y re escrituras logro concluir un primer borrador con bastante defectos y con un final apuntado pero todavía muy difuso; aunque suficientemente sólido como para convocar al elenco. Ahí empieza otro tramo del proceso, los ensayos, donde se reescribe sobretodo la segunda mitad de la obra, y apenas una semana antes del estreno, encontramos el final que durante tanto tiempo habíamos estado buscado.
A día de hoy llevamos dos meses de funciones, y siento que el proceso sigue en marcha y no lo siento concluido. Una obra es algo vivo que solo duerme después de la última función.

RT:
¿Cómo es su relación con Javier Daulte?

G.O:
A Javier lo conozco en el 2011 cuando entro fortuitamente a hacer una suplencia de producción en Proyecto Vestuarios. Desde entonces he trabajado como asistente de dirección en varios de sus proyectos como Clarividentes -que está ahora en cartel-, ¿Estás ahí?, 4D Óptico o Personitas. Además, desde que dirige el Espacio Callejón, trabajo en el teatro y le asisto en los seminarios de actuación. También asisto a su taller de dramaturgia como alumno. Pero más allá de lo profesional, nos une un vínculo basado en una sólida amistad conformada con los años. A Javier lo admiro muchísimo, y le estoy enormemente agradecido por todo lo que he aprendido con él, por el apoyo que nos ha brindado a la hora de llevar adelante “Una fuga de agua”, y, obviamente, por ofrecernos la posibilidad de estar cada viernes a las 20hs en uno de los teatros más interesantes de la actual escena porteña alternativa, el Espacio Callejón.

RT:
¿Qué evaluación puede hacer de la escena local en este momento?

G.O:
Siento que está en un momento de transición. Se adapta a los nuevos tiempos. Aparecen nuevas escuelas, que se suman a las que ya estaban consolidadas, surgen nuevas inquietudes, nuevos directores, nuevos actores, dramaturgos, nuevos espacios. También creo que está todo más mezclado. La gente salta de una formación a otra con mayor facilidad, hay menos sentido de pertenencia, y por lo tanto una mayor búsqueda. Solo con el tiempo podremos valorar estos cambios, pero ya el hecho del cambio me permite afirmar que es una escena en continua transformación, y por lo tanto es una escena viva y que sigue respirando fuerte.

Noticia completa:

SINOPSIS
“El tiempo es la distancia más larga entre dos lugares” Tennessee Williams.

La compra de la casa familiar por parte de uno de ellos, es lo que obliga a reencontrarse a cuatro hermanos después de haberse distanciado en tiempo y espacio. Pero esta cuestión formal es probablemente en lo único que están de acuerdo.
El peso del pasado fluye a lo largo de esta noche, cuestionando los recuerdos, y restableciendo los vínculos que no pueden evitar revancha.
Pero algo les une, aunque no sea más que la tenue opresión que los fue expulsando, de una manera u otra, de este particular universo familiar.

Elenco: Silvina Katz, Carolina Pfaffenbauer, Mara Guerra, Luli Torn y Jorge Gentile.
Escenografía: Esteban Siderakis / Vestuario: Jam Monti / Diseño de Luces: Sebastián Francia / Fotografía y gráfica: Daniela Pantané / Asesor Coreográfico: Diego Jaraz / Prensa: Duche&Zárate / Asistente de dirección: Rocío Literas / Supervisión Dramatúrgica: Javier Daulte / Producción General: Casa de Fieras.
Dramaturgia y Dirección: Gonzalo de Otaola (Gota)

A partir de septiembre 2017, los viernes 20.00 hs, Espacio Callejón Humahuaca 3759 - C.A.B.A.-Argentina.



google+

-->
Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS