Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias

CHANTECLER TANGO


Noticias

Criticas

CHANTECLER TANGO (Nuestra Crítica)




"Compases de pasión"...


"Chantecler Tango" realmente tiene prestigio y lujo por donde se lo mire, no por nada el espectáculo se presentará en pleno corazón de Paris.

Pero hagamos un poco de historia, porque éste musical, está basado en el famoso cabaret, que existió allá por la década del 30`; una época digamos "dorada" del tango, y fue allí donde nacieron grandes voces e inclusive el propio Gardel contaba con su palco privado.
Para los curiosos, se encontraba exactamente en la calle Paraná 440, y era también una fiel imagen de los cabarets de la “Ciudad Luz”.
Detrás de la obra se encuentra la reina del tango, la Sra. Mora Godoy, dueña de toda una industria del tango, esto para nada es literalmente así, al decir "dueña" es en el sentido de poseer todas las herramientas para ser la mejor. Claro ejemplo es el éxito rotundo e histórico que fue "Tanguera" que inclusive, desembarcó en Broadway.

"Chantecler Tango" es un musical netamente argentino (que orgullo!), y posee todos los elementos de un gran musical de Broadway, con 8 cambios de escenografía, más de un centenar de trajes y más de 30 artistas en escena. Un todo en torno a una real diva, que a penas aparece en escena, genera su propia luz, siendo la verdad muy difícil eclipsar a todo un grupo perfecto de baile.

Mora, la generadora de la idea, contó con dos especialistas, tanto en la dirección general como en la musical, Stephen Rayne y Gerardo Gardelín, respectivamente. El inglés dirigió obras en, nada más ni nada menos, el York Theatre Royal y en el Cambridge Theatre entre otros renombrados teatros. Gerardo, por su parte, estuvo a cargo de la dirección musical de superproducciones como "Mamma mía", "La novicia rebelde", "La bella y la bestia", "El fantasma de la Opera", "Chicago", etc. y compuso la música original de una joyita "Perdón por ser tan puta" dentro del teatro alternativo, como también de las grandes obras "Tanguera" y "Nativo", Gerardo es muy talentoso, un gran exponente nacional.
Pero como bien se dijo anteriormente, cada uno de los elementos está puesto de una manera perfecta, el vestuario de Cecilia Monti, es impecable, respetando por supuesto la época, como así la anatomía de cada cuerpo y sin perder de vista la necesidad real de acompañar su movimiento. Muchas mujeres soñarán con los vestidos que visten estas tangueras, demostrando de esta manera la capacitación de Cecilia, en Historia y arte.

La escenografía de Juan Danna recrea magistralmente aquel cabaret, logrando que uno se pierda en cada uno de los rincones creados por él, es interesantísimo cuando una mano es buena, los puntos de vista que genera, logrando que el decorado forme parte de la acción.

Me detendré en enunciar uno por uno a los integrantes del equipo coreográfico, ya que logran un trabajo magnifico, fusionando todos los estilos del tango (milonga, contemporáneo, jazz, etc.): Horacio Godoy, Ignacio González Cano, Manuco Firmano, Graciela Caló y Gustavo Wons, por supuesto a la cabeza, Mora. Ellos logran unos cuadros preciosos, donde uno realmente no sabe para donde mirar, en el afán de no perderse nada.

Obviamente estos no se presentan por separado, sino que están atravesados por una historia central: el romance de Rithana, la diva del cabaret con el jefe de policía y el cantante del mismo, el triangulo amoroso entre el director de orquesta, su mujer y su amante y la del presentador cubano que hace de nexo entre el pasado y el presente, cuando el Chantecler es vendido.

Debo marcar que cada uno de los bailarines, como así también los cantantes, están perfectos y uno viene a descubrir que el tango también se baila con la cara, por favor prestar atención a ello.

En conclusión, un espectáculo maravilloso, que por el solo hecho de ser argentino no deberías dejar de ver y para uno poder expresar con orgullo, que bien lo hacemos, acá, en nuestro país.

GUSTAVO MARTÍN SCUDERI
Ver noticia completa:
Ver otra critica-2012:

google+

-->