Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

DESAFIANDO AL MIEDO




Reseña de La Mujer de Negro


ARTHUR KIPPS, abogado de mediana edad, alquila un teatro y contrata los servicios de un ACTOR profesional para que le ayude a recrear un suceso irreal, fantasmagórico, que le sucedió años atrás con resultados trágicos para él y su familia. Tiene la esperanza de que esto le sirva de exorcismo, y así poder quedar liberado para siempre. Desde el escenario, absolutamente desordenado, lleno de muebles, papeles y otros objetos, Kipps comienza a leer su historia. Al principio lo hace de forma dubitativa, dolorosa, cohibida; pero, poco a poco, aconsejado por el actor y con la ayuda de los artificios teatrales, va creciendo en él la confianza y la capacidad de actuación, mientras vemos cómo va asumiendo diferentes papeles y la obra va pasando de la narración a la actuación teatral. EL ACTOR, mientras tanto, interpreta al joven Kipps, cuando éste fue enviado por el gabinete para el que trabajaba en Londres, a resolver los asuntos de una antigua cliente, la difunta Sra. Drablow, que vivía en una casa aislada, rodeada de pantanos, en la que Kipps se encuentra con LA MUJER DE NEGRO. El espectro de esta mujer -que busca venganza por la muerte de su hijo- se le aparece a Kipps varias veces y, por fin, desata una macabra secuencia de sucesos que culmina, hacia el final de la obra, en un giro de los acontecimientos verdaderamente sorprendente.

La acción transcurre en un teatro y transcurre de forma rudimentaria en cuanto a "extras", haciéndonos recordar cuáles deberían ser los componentes de una obra de teatro de verdad: actores y una buena historia.
Todas estas premisas se desarrollan de manera excelsa en este montaje.

En su inicio, la función comienza con toques más cercanos a la comedia, que a la obra de terror que, realmente, estamos presenciando. La candidez de Arthur Kipps ( Emilio Gutiérrez Caba ) engancha desde el principio y te permite, incluso, crear una pequeña animadversión contra el actor ( Jorge de Juan ), que le obliga a un comportamiento nada común en su vida normal, rememorando todos los acontecimientos dolorosos de su pasado.

La obra discurre plácidamente, mientras que se van introduciendo poco a poco los " efectos tecnológicos ": un baúl que hará de carro y un primitivo equipo de sonido en el cual están grabados sonidos comunes del transcurrir diario: caballos, tráfico, traqueteo de un tren, etc. Hasta entonces, desde el escenario nos contemplan, apenas, un par de sillas y un perchero que, de manera excelente, se combinan para recrear los diferentes ambientes. Pero, no será hasta la llegada a la mansión de la Sra. Drablow, cuando nos demos cuenta de la verdadera profundidad, de la verdadera dimensión del autentico teatro, en el que con unos buenos actores, un buen argumento, el escenario justo y las luces adecuadas, pueda contar una historia de terror, capaz de helar el alma sin necesidad de sangre, psicópatas asesinos, ni nada distinto de lo que se espera, entre las cuatro paredes de un teatro.

LO MEJOR:
-Emilio Gutiérrez Caba y Jorge de Juan.
-El texto.
-El giro de guión inesperado.
- El uso de los elementos escénicos.

LO PEOR:
-No hay descanso.
-Puede resultar, en su mitad, algo pesada.

CALIFICACIÓN FINAL: 5/5 ABSOLUTAMENTE IMPRESCINDIBLE

Javier Gómez Gómez

google+

Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS