Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

EL CARNAVAL MÁS REAL




Crítica a "Carnaval", el Thriller teatral más de moda


Tengo que reconocer que la sola idea de pensar en que la temática del thriller se podía llevar a las tablas, ya me hacía estremecer. Con el propósito de apagar esa interrogante que se encendía en mi cabeza, acudí al estreno de “Carnaval”, la última obra teatral de Tamzin Townsend, conocida ya por “El método Grönholm”.

Siendo amante de este género, muy visto en el cine pero brillante por su ausencia en los escenarios, porque pocas son las obras de esta temática que se han visto desde los patios de butacas, el gusanillo de poder comprobar el resultado por fin se durmió.

Hay que reconocer que no desmerece en absoluto. El riesgo de llevar esta técnica al teatro conlleva la complicación de hilar muy fino para atrapar y adaptar al espectador, de preparar de antemano y concienzudamente una red conexa de acontecimientos que consiga engancharlo a una historia que, Jordi Galceràn (autor), ha logrado en este baile de apariencias que es ‘Carnaval'. Sin destripar el argumento, pensando que es algo necesario verlo desde el mismísimo cero para captar toda la atmósfera de angustia y ansiedad que, desgraciadamente, tenemos como una inevitable constante en nuestra actual sociedad, diré que muestra la cruda realidad.

Es un mal que se respira, una tensión que se adueña de ti y del destino y motivaciones desconocidas sin llegar a salir del escenario de una comisaría.
Utilizando una de las frases estrella de la función, "Vivimos en un carnaval de pirados", que grita la desesperada, a la par que aterrada, inspectora que debe resolver el caso, hace referencia a esa violencia injustificada, a la sociedad que vivimos que, paso a paso, va a derivar en una especie de sociedad de locos en la que, quien menos esperas y sin descartar a nadie, puede ser el asesino, ladrón, o violador de tu mismísimo hijo.

“Carnaval” lleva el planteamiento a una situación límite, una lucha contrarreloj, literal en tanto en cuanto un reloj anuncia la cuenta atrás de media hora. Esto agita la propuesta escénica, junto con sus diálogos descarnados y nerviosos, con una perfecta adaptación y complementariedad entre ambos. Está tan medido y milimetrado que hasta los diálogos más intrascendentes pueden ser clave a la hora descubrir el sentido del argumento. La única pega la tienen algunos comentarios referentes a acontecimientos desgraciados ocurridos realmente que se podrían omitir sin, por ello, crear el ambiente desesperado que se consigue.

Los actores contribuyen a dar vida e intensidad al tremendo drama. Se podría decir que liberan cantidades ingentes de adrenalina con la eterna base del humor. La sofisticada experta informática a la que da vida Noelia Noto, y el veterano policía que encarna César Sánchez, contribuyen a crear ese microclima de distensión, provocando risas por doquier prácticamente cada vez que salen en escena. En ellos recae, casi completamente, la responsabilidad de hacer al público pasar un rato divertido a pesar de todo lo que el argumento supone. Representan los estereotipos que dan la frescura y la alegría al tiempo que recuerdan que nos encontramos en un teatro, aunque la trama, como digo, no sea usual.

No olvidemos la memorable y plausible actuación de Nuria González, por primera vez protagonista con el papel de la inspectora jefe del caso, y con un derroche de arte y profesionalidad que te lleva a pensar, en ocasiones, que realmente te encuentras más en un cuartel de policía que ante una función teatral. Nos pone al límite con muchas de sus frases, actuaciones y apariciones, siendo inesperado su final. Violeta Pérez da vida a la madre de un niño desaparecido utilizando cantidad de recursos dramáticos para reflejar este momento tan trágico, difícil y desagradable para cualquiera, dando lugar a que más de una vez se nos remueva algo por dentro ante la calidad de su actuación. En ocasiones podría rozar la sobreactuación, pero esto apenas es notorio. Víctor Clavijo da vida a la profesional mano derecha de la inspectora, con una nada desmerecedora actuación y con ciertos toques también jocosos que nos dan ese respiro que esperamos desde el primer momento.
No olvidemos a otra de las figuras de la ocasión. La innovación, patente en muchos aspectos de la obra, también se muestra ante nuestros estremecidos ojos en forma de personaje. Las nuevas tecnologías, concretamente la pantalla de un ordenador con conexión a Internet, crean lo que sería el sexto elemento en acción. Su principal función es destacar, una vez más, el papel negativo de los medios de comunicación llegando a ponernos los pelos de punta por ser el más destacado protagonista en una de las escenas más palpitantes, sin tener que decir una sola palabra. Su único propósito es el de hacernos llegar nuevamente la idea de que, hoy en día, que algún acontecimiento sea víctima del morbo, la tragedia y lo más espeluznante, no suponen barreras para publicitarlo a los cuatro vientos. Todo se convierte en espectáculo con su consiguiente, y no menos culpable, público.

En cuanto al decorado, iluminación y demás elementos accesorios de la puesta en escena, decir que colaboran y se adaptan como un guante al servicio de la trama. Nada tienen que envidiar a lo que acostumbramos a ver en series o películas de la televisión para dar vida al escenario que se propone. Aunque, sin la admirable actuación de los personajes no serviría de nada.

Totalmente recomendable esta nueva entrega del autor de “Palabras encadenadas” donde ya acercaba el tema del desconocido, del lado oscuro del que todos adolecemos. Es un fiel testimonio de la situación que vivimos. Muestra este mundo más comunicado y conocido que nunca, pero, a la vez, dejando ver lo perdidos que estamos y lo poco que sabemos, en un eterno baile de máscaras en el que los disfraces de cada uno son la imagen más sincera y los indiscutibles protagonistas de la vida. Descubrir el de cada uno... nos toca a nosotros.

LO MEJOR
-La actuación de Nuria
-El argumento
-El decorado

LO PEOR
-Los comentarios innecesarios de acontecimientos reales
-El inesperado final

PUNTUACIÓN FINAL: 5/5 ABSOLUTAMENTE IMPRESCINDIBLE

Ana Auñón

google+

-->
Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS