Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

EL PACTO (NUESTRA CRÍTICA)




“Amor mortal”...


Para éste crítico siempre resulta un motivo de celebración, cada vez que un musical se estrena en Buenos Aires, por supuesto, si es nacional más aún. Pero cuando el talento argentino es puesto en función de una obra particular, es igual o mayor aún el mérito.

Menciono este detalle, ya que en muchas oportunidades resulta imposible adaptar una obra extranjera para estas latitudes; pero con "El pacto" estamos ante una demostración llena de maestría y con un resultado más que logrado, que nos prueba que en otras si lo es. Con la autoría de Stephen Dolginoff, se estrenó en el año 2003 en el off de Broadway, para empezar tímidamente una carrera muy satisfactoria con varios premios incluidos.
Bajo una premisa de misterio y crimen ocurridos en Chicago en los años 20', se desarrolla sorpresivamente un emotivo musical.

Esta es una tarea muy difícil, porque uno pensaría que este género alivianaría la historia, pero créanme que la intensifica y potencia con sus melódicas y preciosas canciones. La pieza nos contará la verdadera historia sobre Nathan Leopold y Richard Loeb , jóvenes muy bien posicionados económicamente y de una educación superior. Richard, obsesionado con las teorías de Nietzsche, arrastra a Nathan a cometer en principio pequeños delitos, para meterse en un espiral de engaños y seducción, que los llevará a perpetrar lo que se consideraría como el crimen del siglo. La pieza originalmente se denomina "Thrill me", una traducción, utilizada adecuadamente en España fue, "Excítame", igualmente aquí en Buenos Aires está correcto el título elegido "El pacto", ya que dibuja la acción principal que desata la historia. Nathan está obsesionado por Richard, sentimiento que Richard utilizará para manipularlo en pos del objetivo que busca concretar. Lo bueno de la pieza es que la última palabra no está dicha y lo que comenzó con un pacto de sangre puede terminar con una traición.

La obra está dirigida muy solventemente por el joven Diego Ezequiel Avalos, hay que tener presente este nombre porque denota un talento en crecimiento. Con una lograda adaptación de Marcelo Kotliar, que en mi opinión es el elemento primordial para que la obra fluya naturalmente. La dirección musical recayó en Gaspar Scabuzzo, otro carismático artista, que además acompaña en el piano. El dúo protagónico está impecable, como Nathan, el ascendente y comprobado talentoso, Leandro Bassano; su personaje está tan bien diseñado y le pone tanta pasión que es imposible apartar la mirada de él. Como Richard tenemos al muy completo Pedro Velázquez (actor, dramaturgo y director) un joven que da placer ver; son tantas sus aristas, que uno siempre tiene que recordar su nombre. Ambos arriba del escenario son literalmente el fuego que esta pasión necesitaba.

Lo mágico de la obra es que solo se necesita la presencia de los dos actores, la dramaturgia es tan buena, que su mera representación te deja pegado a la historia y tal vez una puesta más despojada hubiera resaltado esta particularidad. Mención especial merece la música y los temas creados por el autor, son de una melodía perfecta para el texto. En conclusión una obra que merece el apoyo del público, ya que el escenario desborda de talento. Les recomiendo no perdérsela en el precioso espacio teatral "Border", solo va lo martes a las 21, una pena!

GUSTAVO MARTIN SCUDERI
Ver noticia completa:

google+

Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS