Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

EL TOQUE DE UN POETA (Nuestra Crítica)




Deseos...


La cartelera de Buenos Aires generalmente nos depara alguna sorpresa; esta particularidad no siempre radica en la originalidad de la pieza, en la reaparición de algún artista infrecuente, o meramente en una puesta innovadora.

En esta oportunidad, me gusto mucho poder ver a la gran Susú Pecoraro en esta obra, ya me había dejado con ganas de más con “La duda”.

Susú no está sola, al contario, está acompañada por otros dos grandes nombres: Eleonora Wexler y Lito Cruz, completando así el triángulo protagónico de la obra.

Esta pieza del ganador del premio Nobel, Eugene O'Neill, es inédita en la Argentina. Nos posiciona en los años 1800, precisamente en la taberna de Cornelius Melody, que ahoga los fantasmas del pasado con el alcohol. Nunca pudo dejar atrás su historia donde las armas tuvieron mucho que ver y que con la esperanza de una nueva vida llegó a este pueblo; acompañado por su mujer, fiel compañera hasta el límite de la sumisión dado su incondicional amor por su “ilustre” conyugue; y por su rebelde hija (quien si bien no congenia con su padre en el fondo comparte mucho de su personalidad) que ve en un fortuito inquilino de la posada, la solución a su vida.

Justamente está situación que se genera entre el caballero que nunca aparece en escena y dice ser un eximio poeta y la hija de Cornelius, es el motor para que la trama se desarrolle, sacando a relucir viejas heridas, duros reclamos y mucha insatisfacción desde lo más profundo de cada uno de ellos.

Con un excelente diseño de escenografía por parte de Marcelo Valiente, parte fundamental de la obra, su taberna, sus espacios fuera de foco están muy bien logrados y la obra fluye verosímilmente. De él también es el adecuado vestuario. Todos estos aspectos son muy importantes para este tipo de obras que deben recrear sintéticamente algún pasado más o menos lejano. También me gusto mucho la musicalización de Omar Massa.

La pieza es interesante y podría decirse que es realmente teatro. Está obra está destinada a crecer con el paso de las funciones y con unos “retoques” del director norteamericano Barry Primus, llegarán al tono preciso.

Eleonora realmente es maravillosa, sus movimientos en el escenario acompañan positivamente a las gesticulaciones e interpretación interna de Susú (recomiendo estar cerca, tampoco demasiado) cuyo rostro es una delicia para observar, aunque quizás su tono de voz debería ser más alto, ya que por supuesto esto no es televisión ni cine. Lito es un gran actor, más allá de los resultados logrados en esta pieza.

“El toque de un poeta” es, insisto, teatro puro, a todo trapo, una pieza muy interesante y unos interpretes soñados, salidos justamente de una inolvidable poesía.

GUSTAVO MARTIN SCUDERI
Ver noticia completa:

google+

-->