Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Entrevistas

ENTREVISTA CON JORGE ACEBO.




“Los personajes atacan mi cabeza…”


El autor y director de “La Felicidad según Mabel Riviere” nos cuenta sobre sus proyectos, las presentaciones de sus obras en el extranjero y su visión del teatro en una entrevista exclusiva con Red Teatral.

F.E. ¿Cómo definirías a “La felicidad según Mabel Riviere”?

J.A. Contemporánea, post-moderna, de humor negro, sarcástica, de desgracias ajenas pero que pueden convertirse en propias. La post-modernidad trae consigo el querer todo al instante, lo cual conlleva a un egocentrismo que se refleja en cada uno de los personajes que integran la obra. Una pieza que no juzga, sólo muestra una faceta más sobre las pluralidades e infinitas realidades que forman parte del ser humano.


F.E. ¿Qué se puede decir sobre la figura de Mabel Riviere?

J.A. El personaje de Mabel Riviere quiere hacerse cargo de lo que tiene. Se siente cansada de los años que lleva de terapia. Ella llega a cargar un pesar que repercute directamente es su propia vida. La persona que le da los consejos para poder ser feliz es su terapeuta. Sin embargo, cuando la profesional pone la palabra “felicidad” en su boca y le dice: “vamos a sustituir proceso, progresión, mejoría por solución: usted va a ser feliz”, son en estas palabras donde Mabel piensa que sí existe la felicidad y emprende su camino de búsqueda de la felicidad, o de lo que para ella puede ser la felicidad.

F.E. ¿Cómo nació la idea de crear a Mabel Riviere?

J.A. Los personajes atacan mi cabeza, es muy difícil explicar cómo se apoderan de mí. Convivo con los personajes meses, años. Con Mabel conviví casi dos años. Lo último que descubrí en “La felicidad según Mabel” fue la depresión, que fue el desencadenante para empezar a escribirla. Tenía toda la historia en la cabeza, pero me faltaba descifrar qué era lo que le pasaba realmente. La idea de la depresión y del secreto, de lo que no se puede hablar en la familia, era determinante porque ella está mal, sabe que está depresiva, necesita a su terapeuta y también necesita la “pseudo” importancia de su familia, que al mismo tiempo pretende resguardar la salud mental de la madre y no hablar del tema.


F.E. Las personas que traen del afuera los tres hijos de Mabel viven historias muy fuertes, ¿crees que es una forma de introducir ese afuera a un adentro familiar?

J.A. Los hijos están en un momento de la vida personal de la búsqueda del placer que tiene relación con un afuera. Todo repercute en la casa y ésta cambia a partir de todo lo que va llegando desde el contexto externo. El afuera entra a la casa con un personaje que es la mejor amiga de la hija, la novia de uno de los hijos y un compañero de la facultad. Cada uno de estos tres se incluye en la familia y dejan un paso decisivo en esta historia de la felicidad de Mabel. Nadie pasa por desapercibido, cada uno de los que gentilmente entra a esta casa y es invitado a dicho espacio, deja una marca.

F.E. ¿Qué representa el personaje del esposo del clan de los Riviere?

J.A. Esta familia es una familia como muy matriarcal. El marido piensa que él lleva los pantalones porque genera una cosa de abastecimiento económico y en realidad la persona que los tiene puestos, es otra.

F.E. “La Felicidad…” fue vista en salas de menos de 50 personas, en un Teatro español – a cielo abierto y sala llena (1200 espectadores), en Bolivia y ahora forma parte de la cartelera del Teatro Andamio ‘90, ¿cómo viviste la experiencia teatral de un público proveniente de culturas tan heterogéneas?

J.A. La obra tiene algo que es la identificación. Nos pasa mucho con el personaje de Tadeo. Una escena que causa mucha risa para algunos, pero para la comunidad gay, por ejemplo, es un momento que lo vive super diferente, genera la sensación de que todo el mundo querría estar en ese lugar, enfrentar al padre, eso es algo que mucha gente anhela.

También, se produce una de las escenas más poéticas que es la escena donde aparece el “desnudo”, la risa de la gente y el llanto de algunos, el no saber con qué se va a salir, cuestionarse si se va a desnudar, ¿qué hará?, es justamente esta incertidumbre donde se envuelve la crudeza de los conflictos internos que conlleva la propia vida del ser humano y eso me resulta grandioso.

En el caso de España, por ejemplo, pasaron cosas muy distintas a las que suceden con el público argentino. Allá, triunfó la historia que se plantea entre dos hombres. En el momento en el que se acercan los dos chicos, acá en Argentina, hoy en día, muchas veces nos encontramos con público que no quiere ni mirar la escena. Sin embargo, en España, la historia entre los chicos pegó fuerte. Me parece magnífico que ocurra esto porque tiene que ver con las historias propias de cada uno.

F.E. “La Felicidad…” es la segunda parte de una trilogía que trata sobre la crisis de los cincuenta. La otra obra, “Solas No Más” (escrita en conjunto con Javier Daulte y Matías Herrera), se centra en la de los treinta, ¿cuál sería la próxima?

J.A. Exacto, primero vino la de los 30, luego la de los 50 y la de los 40 vendrá después, todavía no tiene nombre “para la luz”. Además, acabo de escribir otra obra y no sé cuál va a venir primero: si terminar la trilogía, o esta que me tiene muy apasionado. Es importante destacar que si bien estas tres obras forman parte de una trilogía, no habla de una continuidad de una obra a la otra. Las tres se pueden ver por separado, pero - al presentar un nexo que conduce a un mensaje y a una reflexión como producto de la fusión de tres piezas - es recomendable ver, interpretar y analizar las tres partes para formar el conjunto en su totalidad y descubrir la mirada que hay detrás de cada fracción.

F.E. “Solas No Más” se convirtió en un fenómeno teatral que cruzó fronteras: Dos producciones, una en la Argentina y otra que actualmente se presenta en España. ¿Qué significado le das vos a este proceso teatral?

J.A. “Solas No Más” fue una época de esplendor. En Argentina tuvimos localidades agotadas casi todas las semanas. En España, se estrenó en marzo de 2010 - con un elenco conformado a partir de una audición de más de 100 actores argentinos residentes en dicho país. Un sueño que pudimos llevar adelante junto con una actriz y amiga, Eva Coscia, quien llevó copia del texto a una productora y les encantó. La puesta de allá es con audiovisual. Hay tres pantallas enormes que se convierten en la escenografía de la casa. Creo que comprender la realidad y conocerla por intermedio del teatro promueve un estilo que es necesario. La sociedad actual que nos toca transitar, la manera de acceder y captar el pensamiento resulta de otra manera tomándola con humor y qué mejor que entender e interpretar el humor negro abordado y elaborado como una reflexión de nuestros tiempos.


* Red Teatral le agradece a Jorge Acebo por la entrevista otorgada e informa a sus lectores que “La Felicidad según Mabel Riviere” continúa con sus presentaciones en el Teatro Andamio ´90, los viernes a las 23:00 hrs.

FACUNDO ESPÓSITO

LINKS DE INTERÉS...
*1AMPLIAR segunda imágen de la izquierda para infografía con los datos de los personajes de "La felicidad según Mabel Riviere"
*2CLICK aquí para nota de opinión de "La felicidad..."
*3CLICK aquí para ficha técnica "Solas no más" (España)...

google+