Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Articulos

JESUCRISTO (Nuestra Critica)




"Dejad que vengan a mi"...


“DEJAD QUE VENGAN A MI”

Jesucristo de Mariano Moro es una propuesta diferente hoy en día en la cartelera de Buenos Aires, me toco el placer de presenciar su estreno, justamente el Domingo de Pascuas, día en el que se dará este unipersonal en el Teatro del Pueblo a las 18.00 hs de aquí en adelante.

Jesucristo esta magistralmente representada por Mariano Mazzei, que viene de compartir ya varias obras con el autor como lo fue De hombre a hombre, Cleopatra, etc. En esta ocasión dicho espectáculo trae fragmentos del Nuevo y Viejo Testamento como así también el Génesis, se podría decir que Jesucristo nos trae las posibles situaciones que justamente Él tuvo que pasar desde su nacimiento hasta su propio sacrificio, pero contado desde un lado sensible evitando la solemnidad que el tema hubiese tenido en otras manos. Mariano le pone a su voz una tonalidad propicia para la puesta, se nota en el un gran carisma y preparación y no solo le pone el cuerpo y el alma a este ser divino sino también va adoptando otros personajes bíblicos para hacernos llegar a esos entonces y hacernos emocionar con solo su mirada.

Este espectáculo en si pequeño en su estructura se vuelve grande por dos patas fundamentales al gran Mazzei hay que incorporarle este autor, director y actor formador de la Compañía “los del verso” Mariano Moro. Se nota una gran capacidad en el para la dramaturgia siempre sus obras tienen algo que decir, y uno espera con gran inquietud sus próximos pasos.

La obra esta estructura de una manera digamos didáctica, en la que uno sigue la historia a través de las palabras de su protagonista, como se indico al comienzo, se extraen pasajes literales de las escrituras pero se los hilvana con una narración fluida para que no se pierda justamente la estructura de una obra, esto se logra debido a su autor y obviamente a su actor que realmente emociona en su postura y la entonación de su voz es impecable, se podría decir que es un excelente comunicador y logra con los espectadores un momento intimo y lo hace formar parte de los mismos.

Hoy en día todo esto se recibe con muchas ganas, ya que no se da muy seguido, en mi caso es un precedente más a seguir en tan dúctil actor y solvente autor.

Si se busca una exposición distinta, donde se nos cuenta una historia como si se nos narrara un cuento, Jesucristo invita a la reflexión y acercarse a su autor de una manera digamos mística pero no excluyente para nadie.

GUSTAVO MARTÍN SCUDERI

Versión completa

google+