Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

LA CARTA SILENCIADA (NUESTRA CRITICA)




“Un trabajo actoral descomunal”...


El arte, muchas veces, funciona como disparador de inquietudes en la cabeza de cada espectador ante nuevas historias; es más, en ocasiones lo expone a situaciones basadas en hechos reales, desconocidas por él hasta ese momento. En eso el teatro es fundamental como herramienta, no solo de entretenimiento sino también de enseñanza; para mí fue un placer ver la sala redonda del 25 de Mayo con localidades agotadas, y para mi sorpresa, con la presencia de muchos espectadores jóvenes.
“Isabel de Guevara, La carta silenciada” es una pieza muy importante a nivel histórico, que se re estrena en una época muy propicia, poniendo a la mujer como catalizador de una historia, en un rol desafiante, como una luchadora; tal es el caso de esta española de alta cuna que participó en la primera fundación de Buenos Aires, muy cerca de Pedro de Mendoza. Desafiando a su propia familia, fue una de las pocas mujeres que aceptó la invitación de la corona española para unirse a esta difícil contienda, donde lo que se espera encontrar, de lo que desea, no se acerca en lo más mínimo a la realidad que le espera allende los mares.

Como decía, en la preciosa sala redonda de este espacio, con muy pocos elementos y gracias a la pieza muy bien escrita por Alicia Muñoz, sobresale y descuella Mónica Villa, a quien muchos recordarán de la emblemática película “Esperando la carroza” con su papel de Susana, que es inolvidable. A su actuación la considero una de las mejores del año, pues en menos de una hora nos deja en un estado de placer absoluto; esa comunión que se da entre actor y espectador, se vuelve única. Mónica utiliza todo el espacio, y a pesar de su diminuta estatura, eleva al personaje y hace que nos internemos en la mente y el espíritu de aquella interesante mujer. Su postura, su entonación, su mirar son exquisitos, realmente es una performance increíble, que no debería perderse aquel espectador en busca de un buen texto y una eximia actriz.

Dirigida solventemente por María Esther Fernández, por pocas funciones, solamente durante el mes de junio, esta obra se merece sobradamente que la vuelvan a subir a escena nuevamente; ya que considero que nos encontramos ante una pequeña pieza, que está muy bien narrada e interpretada por una actriz en estado de gracia.

GUSTAVO MARTIN SCUDERI

Noticia completa
La participación activa de la mujer en la conformación del Nuevo Mundo es un tema
soslayado. Esta participación fue tan temprana como creciente.
La población femenina en el primer cuarto del siglo XVI constituyó casi una tercera parte de
los pasajeros embarcados con destino a América. ¿Quiénes y cuántas eran? ¿De dónde eran y a dónde llegaron? Sus datos son difíciles de recabar ya que como no eran contratadas a sueldo, no figuran en los registros de cuentas. Aún así, investigadores españoles y latinoamericanos comprobaron, sin considerar a las viajeras clandestinas, la existencia de 13.218 pasajeras entre 1509 y 1607, ya que requerían licencia de la corona todas las solteras, las religiosas, las extranjeras, las esposas, hijas y criadas de gitanos, las hijas y nueras de virreyes, las hijas y nietas de procesados por la Inquisición, y los cristianos nuevos de ambos sexos.
La mujer ocupó puestos destacados en la conquista de América, fue pionera en el ámbito
socio-económico y determinante en el asentamiento y el proceso de consolidación cultural de la naciente sociedad hispanoamericana.

Ficha técnica
Dramaturgia: Alicia Muñoz
Protagonista: Mónica Villa
Diseño y realización de vestuario: Pablo Battaglia
Iluminación: Juan Elías Ranieri y Jorge Roca
Asistencia Técnica: Juan Elías Ranieri
Sonido: Rocío Telemecián
Fotografía: Dolores Nougués
Prensa: Octavia Comunicación
Asistente de dirección: Rocío Telemecián
Dirección: María Esther Fernández


google+

Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS