Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Articulos

LA INMORTALIDAD DE LAS GATAS




Acudimos a la rueda de prensa de Gatas.


Esta obra es la adaptación española de Porteñas, del argentino Manuel González Gil que también dirige Gatas. La primera se estrenó en 2002 en Buenos Aires y el paso de una obra a otra se hizo con Miguel Ángel Solá y Blanca Oteyza tal y como aseguró el director: “Fuimos documentándonos, discutimos y decidimos los personajes de forma consensuada”, además González Gil asegura que lo más importante de Gatas son los vínculos pequeños entre estas cinco mujeres pero no los momentos históricos.”
Sin duda, algo muy atrayente de este espectáculo no sólo es la historia en sí, sino también el elenco de actrices que la llevan a escena que son: María Pujalte, Blanca Oteyza, Cuca Escribano, Miriam Montilla, Paloma Gómez y Paloma Montero. Estos personajes van evolucionando y a pesar de estar igualadas en su feminidad, se distinguen precisamente por la forma de entender esta, así como su protagonismo en el devenir de la vida, en la historia.

María Pujalte es Cayetana, la aristócrata, la anfitriona, ya que es en su casa donde se reúnen siempre y allí todas viven distintos acontecimientos históricos que marcaron el siglo XX. Tal y como dice María: “la amistad las hace crecer, estamos un siglo entero reuniéndonos. Todo está a la vista en el teatro y está contado todo con mucha ensoñación y delicadeza.”
Otra de las mujeres es Alicia (Blanca Oteyza), una mujer de una familia bien que está muy vinculada a la política especialmente a la liberación femenina. “Es un personaje idealista, un homenaje a todas las mujeres de aquella época. Su objetivo es cambiar la mentalidad de todas y hacerlas saber que tienen derecho a tener una opinión propia”, según afirma Blanca.
La tercera en discordia es Fátima, Cuca Escribano, una mujer ultra conservadora, religiosa, que “le cuesta llegar al entendimiento por su inflexibilidad”, tal y como cuenta la actriz. Cuca aseguró emocionada que habían recordado mucho a sus abuelas y madres porque “cien años no son nada para todo lo que han luchado.”
Por su parte, Miriam Montilla, es Clara, maestra simpatizante del movimiento anarquista que “descubre en la casa de Cayetana un lugar donde poder hablar.” Montilla dice que a pesar de ser muy distintas consiguen alcanzar un diálogo.
También está María (Paloma Gómez) que es la mujer del pueblo, la que “tiene más limitaciones por lo que le ha tocado vivir defendiendo su maternidad y su amor.”
Estas cinco mujeres van a vivir juntas momentos históricos de gran importancia junto con otro personaje relevante que es Ramona (Paloma Montero), la criada de la casa de Cayetana, “es un homenaje a todas las mujeres que trabajan en la sombra.”
Algo que extrañó a los allí presentes es la ausencia en el cartel del único actor que actúa en la obra que es Enrique Quintanilla que encarna a todos los hombres de la historia y que sale en todas las escenas. De ahí que resultara especialmente extraño que apenas se le nombrara y que no estuviera presente ni siquiera en la rueda de prensa.
No hay que pensar, a pesar de esto, que es una función sólo dirigida a mujeres sino que es una obra de tolerancia, humanidad y sensibilidad. Es una forma de recordar todo lo que hemos pasado, recordar a madres, padres, abuelos que en nuestro corazón siguen siendo inmortales.
Sin duda, este espectáculo merece la pena por tres razones principalmente: por la unión entre estas mujeres tan distintas, por la historia de un siglo de España y por su curiosa inmortalidad, que tal y como asegura el director de la obra “son inmortales en el sentido de que son personas irrepetibles.”

google+

Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS