Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Articulos

LA LEYENDA DE LA QUINTRALA




Una terrorífica leyenda que se cierne sobre el mundo del teatro


Catalina de los Ríos y Lísperguer, más conocida como La Quintrala, ha dado lugar a una de las leyendas más intrigantes desde su época hasta nuestros días.

Esta criolla chilena, que vivó en el siglo XVII ha sido leyenda desde que B. Vicuña Mackenna, uno de sus grandes detractores, escribiera en 1877 una crónica de la época y resaltara su persona como alguien deplorable. Desde entonces el boca a boca ha hecho el resto.

Más allá del debate sobre si existió realmente o si es un icono de una época, lo cierto es que en el centro de Santiago de Chile y allí dónde ella y sus familiares tenían propiedades siempre ha ocurrido que alguien ha sentido presencias, gemidos, llantos,… hechos sin explicación lógica.

Uno de los episodios más inquietantes es el relato que concierne al Cristo de Mayo, una imagen tallada en madera que estaba en su hacienda y que ella hizo que trasladaran a la iglesia de los Agustinos, porque decía que la seguía con la mirada. Años más tarde, hubo un terremoto en mayo en Santiago. Ella y su hermana se refugiaron en la iglesia de los Agustinos, en la pared en la que estaba dicha imagen. Fue la única pared que no se derrumbó, pero sí se produjo un cambio en la imagen…la corona de espinas había bajado hasta su cuello, y así permanece hoy en día, sin que nadie se haya atrevido a tocarla.

Su historia, después de crónica, fue novelada por Magdalena Petit en 1931 y más tarde, debido al éxito de la novela (que llegó a ser lectura obligatoria en los colegios chilenos) se adaptó a teatro.

Se ha llevado al cine, al telefilme y hoy en día sigue habiendo representaciones teatrales de sus fechorías…y siempre ocurre que a alguien del reparto (incluso en los ensayos) se le aparece la Quintrala y le advierte de que tengan cuidado con lo que dicen de ella. Más de un montaje no se ha llevado a cabo por esta razón...

Catalina despareció, tras sus crímenes y sus pactos con el Diablo, dejando escrito su testamento. En él indicaba que con su fortuna, a su muerte, dijeran 200 mil misas por su alma y otras 500 por las de aquellos que había matado.

Los oficios se realizaron, pero su cuerpo nunca tuvo sepultura...

Mª Concepción Orgaz Conesa

google+

-->
Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS