Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Noticias

LA OBRA MATEO (Nuestra Crítica)




"Lo dificil de la comodidad"...


Ir al Cervantes para este critico siempre es un placer, no solo por las obras y actores que nos brindan en el, sino por el aire y el clima que genera este gran teatro Nacional.

Al escuchar que en el Cervantes este Roberto Carnaghi y Rita Cortese interpretando una de las obras del querido y argentinísimo Armando Discepolo, sabemos que estamos ante un espectáculo digno de contemplar y más que nada de dejarnos tentar y acudir a este hermoso teatro de la Av. Córdoba.

Hoy el Cervantes nos trae a Mateo, primera pieza de Discepolo, conocida como su comienzo en el grotesco; característica que marcaría una tendencia en este autor y compositor tan querido por la cultural nacional y llevado a las tablas en más de una ocasión, como por ejemplo se lo hizo muchas veces y de diferentes maneras con El organito.

Se podría decir que todos las obras de Discepolo están marcadas por una época muy conocida por el, como lo es el Buenos Aires del comienzo, donde empezaban a fusionarse las diferentes lenguas de los inmigrantes, sobre todo italianos como lo destaca siempre este autor en sus obras.

Mateo nos trae nuevamente a una familia de seres excluidos de una sociedad en comienzos de la modernización. Mateo (un caballo) es el medio de vida de ellos, dicho grupo familiar constituido, por tres hijos, la madre, una mujer entregada a esta familia que esta cambiando con la época y pasando por caminos marcados por el miedo y por la negación al cambio; ellos no se comunican, entonces estaremos ante la palabra irrefutable del padre.

Carmen ve como sus hijos se escapan de esta realidad que viven en la precaria casa, que puede sostener solamente el viejo Mateo, obviamente no por la imposibilidad de ellos sino por el solo hecho de escapar de esta realidad que se les viene encima, ante la postura dura de Miguel.

La obra no deja de pasar por momentos divertidos para aflojar la tensión que genera este melodrama, por eso es necesario acudir al grotesco, con una puesta en escena precisa y acompañada por músicos en vivo siendo un acierto del espectáculo la dirección musical de Patricia Casares.

Las interpretaciones son sólidas con lucimiento para este gran actor como lo es Roberto Carnaghi, resulta un poco incomodo la decisión de utilizar un dialecto para la época no necesario, que hace que parte de la riqueza del dialogo se pierda y suene a impostación, también en mi opinión innecesaria la figura de Mateo, no por la incorporación del genial y vital Max Berliner, que logra golpearnos a la cara y sin palabras poder entender el cansancio de este mártir, sino que a veces es mejor insinuar a desnudar en todo el sentido de la palabra la situación.

Si estas recorriendo los cien barrios porteños no dejes de acudir a este nuevo acercamiento a uno de los grandes artistas argentinos y a una propuesta jugada, que invita a la contemplación de una historia dura pero no por eso sin dejar de distendernos en un poco mas de una hora y nosotros si poder huir del ruido de la ciudad ya sin nuestro querido Mateo.

GUSTAVO MARTÍN SCUDERI


google+

-->
Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS