Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

LA OMISIÓN DE LA FAMILIA COLEMAN (Nuestra Crítica)




“Lo importante es la familia”...


Somos sensaciones, es mi premisa desde hace algún tiempo. Todo lo que sentimos, todo lo que nos sucede, desde el más pequeño detalle hasta los maremotos de acontecimientos que inundan nuestras vidas forman parte de nosotros. Hace diez años, me encontraba siendo una simple adolescente dando mis primeros pasos, el paso entre la niñez y la adultez. Eligiendo cuál sería mi futuro, a qué me dedicaría. Y poco a poco fui encontrando mi lugar dentro de la escritura.

Al mismo tiempo hace 10 años, se formaba un espacio en Boedo, creado por Claudio Tolcachir para ensayar sus primeras obras como director y para dictar cursos. El reconocido TIMBRE 4.
Junto con este espacio, y algunos de sus alumnos se gestó lo que hoy sería la obra que consagró a Tolcachir no solo como un gran director sino como un excepcional dramaturgo. Entre improvisaciones, juegos y un par de ideas se sentó a escribir el libro que se convertiría en esta obra.

10 años después de su estreno, me tocó a mí llegar a la Sala Pablo Picasso (el nuevo hogar de la familia Coleman) para ver esta obra con tan buenas críticas, giras internacionales por más de 20 países, desde Bosnia hasta Panamá. Con más de 1500 funciones en su haber y alrededor de 150.000 personas en todo el mundo que ya los vieron.

Las expectativas ante tal fenómeno, y ante la recomendación de muchos amigos, hace que uno piense dos cosas: a) Es una genialidad y yo recién ahora lo descubro. B) Una total decepción.

La Sala Pablo Picasso, es una sala muy acogedora. Buena vista desde cualquier lugar en el que estés sentado. El escenario muy amplio y una puesta en escena pensada en cada detalle. Cada elemento estaba colocado dentro de un enorme caos que representaría cómo vivían y era esta familia. Cada habitación de la casa representada por algunos que otros detalles. No hace falta mucho más que una buena sinécdoque para poder imaginar el contexto. Un living, un comedor, la cocina, un baño (que de hecho era solo una silla y la voz en off de los actores) y una cama que luego se convertiría en la cama de un hospital. Todo tirado, desparramado, mucha ropa.

En mi opinión la historia se basa en una frase muy popular y utilizada “cada familia es un mundo”. Esta familia tiene un mundo muy particular, que al espectador a veces da risa y a veces lo sume en un sentimiento de lástima. Los personajes interactúan entre sí generando momentos increíbles y caóticos. De violencia y de cariño. En escena la energía de ellos recorre cada espacio como si fuese la primera vez que lo hacen. Pero el desarrollo de cada personaje y la interacción entre sí, evidencia que tienen una historia juntos, que tienen pasado, que llevan 10 años construyendo cada uno de sus personajes.
Limitando con el absurdo, nunca pierde la verosimilitud. Cada dialogo es necesario y preciso. Una comedia negra donde la gente se ríe a pesar de que lo que se está viendo es realmente algo terrible.
El guion y la dirección es impecable pero los actores son los que le ponen el alma y el cuerpo a esta familia. La familia está conformada por una abuela, interpretada por ARACELI DVOSKIN. La abuela, inicialmente y finalmente termina siendo el nexo entre todos los personajes. El eje donde gira toda la historia. Ella contiene a cada uno de los personajes. La interpretación de la increíble Araceli, crea una típica abuela que entiende todo, que se presta a los juegos y también pone los límites que los demás no logran poner.
Luego está la madre del resto de los personajes, una madre un poco aniñada, interpretada por MIRIAM ODORICO. Quiero destacar su actuación. Miriam como Memé logra una construcción de personaje fuera de cualquier tipo de cliché y prejuicios de madre.
Por otro lado, están los mellizos Gabi y Dami. A pesar de que ambos tienen el mismo deseo, irse de esa casa, escapar de esas estructuras, ellos conforman una perfecta antítesis. Gabi, interpretada por TAMARA KIPER, es la que siempre está haciéndose cargo de las situaciones. Las peleas entre hermanos, la madre que no nunca desarrolló un instinto demasiado marcado de maternidad. Ella trabaja duramente para conseguir el puchito, para poder lograr su cometido que es dejar la casa familiar. En su contraposición su mellizo, Dami interpretado por DIEGO FATUROS, trata de evadirse de la realidad. Se emborracha, llega ebrio a su casa, no se hace cargo de nada. Y cuando comparte un espacio con la familia es de una manera agresiva.
Y el último integrante de la familia, que vive dentro de la misma casa, es el destacable personaje de Marito. De buenas a primeras, nos damos cuenta que Marito no es el estereotipo de normalidad que uno conoce. Interpretado por FERNANDO SALA, que logra de una manera maravillosa construir un personaje que te genera cariño y ternura pero a la vez te puede generar cierta incomodidad, un sentimiento de desagrado absoluto. Un personaje difícil que sabe llevar muy bien y se come el escenario.
Fuera de esta casa está la hermana de Marito, Verónica (ambos del mismo padre) interpretada por INDA LAVALLE. Es la única que no convivió dentro de la misma casa con sus hermanos. Fue la “privilegiada”, la elegida, la que se fue a vivir con su padre. Conoce la buena vida, tiene formada una familia tipo con sus hijos y su marido, el éxito y el dinero es la que ayuda económicamente a la familia. Pero hasta las familias “tipo” tienen sus secretos ocultos. Una interpretación maravillosa por parte de Inda que logra marcar el contraste de las crianzas y representa a un estereotipo de chica bien muy representativo en la actualidad.
El punto quiebre es cuando a la abuela la internan, y todo empieza a tambalear. Los trapitos al sol empiezan a salir, pero son trapitos muy sucios. Las conversaciones se ponen cada vez más intensas. Los secretos. Los miedos. La omisión durante tantos años, de tantos asuntos, comienza a salir a flote. Todos saben que cuando la abuela ya no esté la familia se disolverá, pero todos luchan por caer lo mejor parado que puedan.
Personajes fuera de la familia que interactúan con ellos son el médico de la abuela (amigo íntimo del Verónica) interpretado por JOSE CASTAÑO, que es el que empieza con sus preguntas a darle al espectador un panorama más claro de por qué la familia es como es y por último el chofer de Verónica, interpretado por GONZALO RUIZ, que termina siendo una pieza esencial para una parte del desenlace de la historia.
La Omisión de la familia Coleman habla de la individualidad, habla de los individuos dentro de una sociedad, habla específicamente de una familia, habla del instinto de supervivencia del ser humano y hasta cuán lejos se puede llegar.
Es conmovedora, es divertida, es excéntrica, es realmente una joya dentro del teatro actual.

Decidí hacer esta crítica más por el lado de mi experiencia personal, porque generó eso dentro de mí. Despertó en lo profundo de mí ser la llama de la esperanza, de la fe y de la confianza en cuanto al arte y lo artístico. Hay mucho talento en nuestro país y todavía se pueden producir cosas de calidad. Para llegar a lo más sublime no alcanza solo con una buena producción, o una destacada dirección o solo un buen guion o una brillante interpretación. Para llegar a lo máximo hay que lograr potenciar todos los elementos hasta el límite para así crear una pieza que trascienda el escenario y se encarne en las vísceras del espectador.

Al finalizar la función con la piel de gallina, el impulso de ponerse de pie y aplaudir a los actores en escena lo más fuerte que uno pueda, para que ellos sientan un poco de la reciprocidad de lo que nos hicieron sentir. Energía en estado puro. Respeto y admiración para todo el elenco y sobre todo para Claudio Tolcachir.

Como dije en un principio, todo lo que nos sucede se convierte en parte de nosotros. La Omisión de la familia Coleman me dejo el corazón oprimido, las ansias por seguir viendo teatro de tanta calidad y la vara muy alta. Finalmente logré comprenden, por qué luego 10 años en escena, La Omisión de la Familia Coleman te emociona hasta los huesos y nos da una muestra de pura perfección.

GRETA BELÉN FERREIRA
Ver noticia completa:

google+

-->
Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS