Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

LOS VECINOS DE ARRIBA (NUESTRA CRITICA)




“Esa cosquilla maldita”...


Tuve la posibilidad de ver en el 2016, en su país de nacimiento, España, "Los vecinos de arriba". Era una visita obligada para mí en Madrid, en el teatro "La latina", ya que era la primera pieza teatral del catalán, Cesc Gay, director cinematográfico que admiro y protagonizada en aquel momento por una inmensa actriz, como lo es Candela Peña, quien me parece brillante. Mi fascinación fue mayor aún, cuando me sorprendieron con una comedia dramática muy bien lograda.

Debe ser verdaderamente difícil conseguir que una pieza, aunque esté escrita en la misma lengua, funcione de la misma forma en dos espacios escénicos diferentes. Esta labor recae en las manos de un director y unos actores que deben estar a la altura de la versión original; lamentablemente la comparación más allá de ser odiosa, resulta inevitable, más cuando uno posee los elementos para realizarla.

Nos encontramos en el departamento de un matrimonio de clase media alta, evidentemente no se llevan muy bien, casi ya no comparten tiempo juntos; él la acusa de evadir la realidad, empastillándose, y ella a él de no estar nunca en el hogar que acaban de "reformar" gastando todos sus ahorros. Con la excusa de la reinauguración deciden invitar a sus vecinos de arriba, aunque lo que realmente quieren es plantearles unos ruidos molestos que interfieren en la opaca vida del matrimonio. Por supuesto que de esta reunión, no se logrará más que resquebrajar aun más la ya endeble relación de ambos.

La genialidad que posee el autor, al igual que en sus películas, es lograr a través del humor tratar temas profundos, como en este caso, el de la infelicidad.

El cuarteto elegido en la versión local no está mal, si le falta aún lograr la fluidez que el texto les ofrece, logrado a la perfección por el elenco ibérico. Florencia Peña junto a Diego Peretti logran llenar esos personajes, la primera tiene la cintura ideal para estas obras; Diego es un actorazo, pero en el estreno se lo nota demasiado enérgico tal vez. Julieta Vallina es maravillosa, celebro su incorporación, ya que supo hacer todo tipo de teatro y en todos sus espacios; Javier Daulte, director local para esta puesta, suele convocarla para sus proyectos y nunca se ha equivocado al hacerlo. Rafael Ferro completa muy solventemente el cuarteto, su papel es de cierta manera el más caricaturesco, calculo que en el pasar de las funciones lo ajustará para hacerlo más natural.

Javier es un director al que también admiro por sobradas razones, me parece pues muy adecuada su elección y considero además que se trata del tipo de proyecto correcto para él.

"Los vecinos de arriba" es una obra que creo va a funcionar muy bien, en una época en que el teatro se ve afectado también por la realidad económica de nuestro país. Me gusta su texto, me gusta su creador, es ingeniosa, logra que el público se sienta atraído y participe. La pieza seguramente logre el color y el tempo que tiene la versión española, que es todo un suceso.

GUSTAVO MARTIN SCUDERI
Ver noticia completa:

google+