Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Entrevistas

LUZ KERZ EN REDTEATRAL




Entrevistamos a la famosa actriz argentina


Luz Kerz…Una estrella que brilla con luz propia en el mundo de los musicales de Argentina….Una cantante y actriz de trayectoria impecable…Esa Luz Kerz nos regaló una entrevista.
Más que una entrevista, fue una charla de amigos, donde, café de por medio, nos conocimos, entramos en confianza, y nos animamos a charlar de todo lo que hace (y deshace) al teatro musical en Argentina.
Después de varios intentos fallidos (que no hicieron más que acrecentar la confianza y romper el hielo) nos encontramos con esta encantadora mujer, que llegó dispuesta a contestar todas nuestras preguntas…
A continuación, una charla impecable, sin desperdicios para los LOCOS POR LOS MUSICALES de Argentina y del mundo.

RED TEATRAL – Hola Luz…¡¡Muchas gracias por venir!!…Después de tantos intentos, por fin nos conocemos.
LUZ KERZ – Muchas gracias a ustedes que me buscaron para éste encuentro.
RT – Si te parece bien, podemos ir recorriendo un poco tu carrera de forma cronológica. Vemos que en tu carrera hay tres disciplinas en las que te desenvolviste: Teatro, Cine y Televisión.
LK – Muy poco de cine…Me gusta mucho la televisión, pero mi alma es el teatro…La televisión ha cambiado mucho, casi no hay ficción, y eso nos afecta a todos.
RT – En toda la televisión que hiciste, nos llama la principalmente “Amas de casa desesperadas” (el formato latinoamericano de el sit-com estadounidense “Desperate housewives”) que realizaste para Argentina y para Colombia…¿y para Brasil también?
LK – “Amas de casa desesperadas” fue una experiencia breve, pero muy linda para mi. Tanto la versión argentina como la colombiana se filmaban aquí en Buenos Aires….Y también la brasilera, sólo que para ésta última no llegamos a un acuerdo con los productores.
RT – Pasando al ámbito del teatro, en lo que quisiéramos hacer hincapié en esta nota, son los musicales…¿Vos empezaste a estudiar teatro, y te surgieron los musicales como una alternativa, o desde un principio ingresaste a teatro teniendo ya en la cabeza la comedia musical?
LK – Yo comencé a estudiar danza a los 4 años, y a los 8 años mi papá dijo: “Una hija mía no va a estar nunca en un escenario”…y eso me dio la motivación necesaria para hacer lo que yo quería: oponerme a mi papá [Risas]…Luego pasaron los años, y la influencia de mi papá se hizo innegable. Él era un gran entertainer: era una persona que cantaba jazz, bailaba maravillosamente bien, y contaba cuentos. Era el alma de toda fiesta, aunque nunca profesionalmente. Imaginate que yo crecí escuchando jazz, y bailando con mi papá. Mi mamá tocaba el piano, recitaba y pintaba, así que todo mi entorno fue desde siempre, cultural y escénico. Yo no podía resultar siendo una empleada pública [más risas].
La influencia a esa edad, acompañada con una buena predisposición física, me ayudaron a inclinarme por esto.
Cuando terminé el colegio secundario, gracias a mi título de maestra, pude comenzar a estudiar la carrera de teatro. Allí hice tres años, y conocí a Agustín Alesso. También al mismo tiempo yo ya cantaba, pero no era como ahora que hay muchísimos lugares para estudiar; en ese momento sólo estaban la universidad, el conservatorio, y solamente un instituto privado. A éste último lugar nos dirigimos con un grupo de gente, donde dimos un examen de ingreso, que aprobé e ingresé.
RT – ¿Y la pasión por los musicales?
LK – Viene desde muy chica. El primer musical que recuero fue “El mago de Oz” en el cine.
RT - ¿Y en el teatro?
LK – Uuuuuhhh…pasó muchísimo tiempo antes que yo viera el primer musical en un teatro. Yo disfrutaba de todas esas cosas en el cine. Mis padres eran locos por el cine, así que era un programa absolutamente normal, salir un día y ver las tres películas que pasaban en esa época en un cine. Asi vi “El mago de Oz” (con Judy Garland), y otra que influyó mucho, fue “Las zapatillas rojas” (de 1948 con Antón Wallbrook y Moira Shearer)…, “Cantando bajo la lluvia” y todo el cine musical que apareció en nuestro país muchos años después que se estrenaran (ahí comenzamos a ver lo que era un musical filmado)…Películas que ahora son emblemáticas y clásicas.
Con toda esa influencia, ya sentía yo las ganas de hacer ESO, pero la gran incógnita era “¿Cuándo se podrá hacer algo como eso aquí?”…hasta que llegó mi primera gran convocatoria, que fue en 1973 para Jesucristo Superstar
RT - ¿Esa puesta que fue saboteada incendiando el teatro?
LK – Exactamente. En ese momento había en el país, movimientos religiosos fundamentalistas muy fuertes, que evidentemente no estaban de acuerdo con que se haga aquí una obra tan polémica como eran en ese entonces Jesucristo Superstar.
Un grupo de personas que tiraron bombas molotov justo la noche antes del estreno, incendiando hasta los cimientos del Teatro Argentino.
RT – Esa producción estaba llena de gente que ahora es conocida, pero en ese entonces no lo era tanto. ¿Te acordás quiénes estaban en ese elenco?
LK – Exacto…Hubo gente que había ya estado trabajando con la misma producción, el año anterior, con la obra Hair. Entre ellos: Valeria Lynch, Horacio Fontova, Ana María Cores, Susan Ferrer, Marcelo San Juan y otros…
RT - ¿…y nunca les quedó absolutamente nada de esa producción?
LK – Nada…absolutamente nada. No te das una idea lo que fue llegar al día siguiente al teatro, mirar y ver que todo lo que existía allí hasta la tarde del día anterior, había desaparecido. Donde estaba el escenario había un gran agujero; y todos los objetos personales lo que teníamos en los camarines, también había sucumbido al fuego.
RT – Luego en el teatro Estrellas ¿también te pasó algo similar?
LK – Exacto…El Estrellas era un teatro que estaba donde ahora está el canal América. Ahí íbamos a comenzar una obra con Nacha Guevara que también se vio frustrada por un atentado….Lo peor de todo es que éstos fueron mis comienzos…Quedar seleccionada luego de pasar por audiciones de más de seis mil personas, para que de golpe quede todo en la nada…Cualquier otra persona, se hubiera acobardado..
RT - Lo que no te mata, te fortalece [risas]…
LK - ¡Claro!...A mi podría haberme ido muy mal; sobre todo en la época de los militares. A principios de los 80’s… En esa época yo hacía teatro abierto, que iba directamente en contra de la dictadura. Ahí yo tenía un monólogo…Cada día se hacían tres obras…¡¡y la gente pagaba UN PESO por las tres obras!!...
Junto conmigo, estaba la obra “Gris de ausencia”, con Pepe Soriano, Luis Brandoni, Marta Bianchi, y otra obra más que no la recuerdo en este momento….
Un miércoles terminamos de hacer las tres obras en el teatro Picadero, salimos, y a los diez minutos, cuatro bombas incendiarias queman el teatro hasta los cimientos.
RT – O sea: la sacaste barata
LK - ….y si..debo reconocerlo…Yo podría haber muerto o desaparecido, como les pasó a muchos amigos míos. Tengo mucha gente amada y querida, que hoy están desaparecidos. Porque nosotros íbamos abiertamente en contra del gobierno. Cada día, cuando salíamos del teatro, veíamos un auto Ford Falcon verde estacionado en la puerta, y tomando nota de todo lo que pasaba allí. Por suerte esto no duró mucho más, pues al año siguiente metieron al país en la guerra de Malvinas, con el resultado por todos conocidos, que los impulsó a irse del poder.
RT – Como lograste que todo eso que viviste, no te marque negativamente en tu carrera?
LK – Una de las cosas en las que incursioné hace no mucho, y que me ayuda en éste aspecto, es el “Análisis Bioenergético” que es un abordaje terapéutico que arranca desde Wilhelm Reich, un discípulo de Freud. Él se desprende de las investigaciones de Freud, y empieza a investigar los efectos de los traumas a nivel corporal.
Él sostiene que hay una directa y profunda relación entre el cuerpo y la psiquis.
Éste camino luego es tomado por Alexander Lowen, paciente y alumno de Reich que todavía vive (y debe tener unos 96 años), que comienza a investigar, y en su terapia busca lugares específicos localizados en el soma (el cuerpo), de tensiones crónicas, que según él, están originadas en marcas que se producen desde la más tierna infancia, e incluso antes del nacimiento, y en los primeros momentos de vida. El comienza a investigar en ese sentido para encontrar las raíces de problemas físicos actuales…Por ej: una artritis en la mano, puede tener su origen en las ganas reprimidas de pegar un buen puñetazo a alguien, y que como se inhibe, queda latente y resulta provocando una artritis y deformación del hueso.
Como el trabajo del actor está profundamente relacionado con sus tensiones, relajaciones y su respiración..y la respiración es fundamental en ésta técnica, comencé a estudiar, ya que yo trabajo con actores, doy clases y seminarios, y además me interesa la tensión porque la considero un inhibidor de la expresión, puesto que una persona tensa, no puede desenvolverse en un escenario ni transmitir nada.
RT – Esto es una corrientes, un movimiento, o una escuela?
LK – Esto es una escuela que está tomando impulso en todo el mundo, incluso en nuestro país. Aquí tenemos el Instituto Argentino de Análisis Bionergético. Es una disciplina, que no es muy popular, pero si muy interesante. Yo en este momento estoy estudiando una carrera de dos años, que luego me habilitará para trabajar como operadora bionergética, en coordinación con un psicólogo, o también de forma autónoma.
RT – Bueno, para tu información, si Dios quiere, cuando RED TEATRAL logre consolidarse como el referente de musicales en todos los paises de habla hispana, una de los proyectos, es el dictar cursos y seminarios sobre todo aquello que tenga que ver con los actores y su mundo, con el teatro musical y todas sus interdisciplinas..Asi que desde ya te digo, que serás la primera oradora de la lista, sea en Argentina, en México, en España o donde sea.
LK – Eso sería fantástico. Desde ya les digo que cuenten con toda mi mejor predisposición para lo que necesiten al respecto.
RT – Luz…siguiendo cronológicamente con tu carrera…En musicales, luego de JESUCRISTO SUPERSTAR, sigue CHICAGO..con Nélida Lobato en el año 1979
LK – Yo reemplacé a Ambar La Fox en la gira que hizo la obra por Chile. Mi papel era co-protagónico. Yo era Velma Kelly.
Fui convocada porque yo conocía al hijo de Nélida Lobato: Adrián Lobato, que era músico y había sido pareja de Susan Ferrer. Él me recomendó porque Ambar La Fox se quería ir de la producción por problemas personales con Nélida Lobato…En la búsqueda de su reemplazante, es que me llaman.
RT - ¿Quién era la difícil allí?
LK – Nélida Lobato era terrible. Cuando yo comienzo, tenía sólo 25 días para preparar toda la obra…Como resultado, estrené con un desgarro en una pierna. Imagínense: un poco más de tres semanas para dejar listo todo un musical con coreografía de Bob Fosse.
Al estrenar las críticas me favorecieron. Dijeron que Nélida era una excelente bailarina pero que en la parte actoral y cantada yo la superaba ampliamente..y eso tuvo un efecto terrible en ella. Ella no me dijo nada, pero comenzó a tratarme mal e incluso a gritarme en escena en frente a todos los demás. Un día al final del primer acto, me grita incluso con público en la sala, poniendo como excusa que yo tenía el sombrero mal puesto.
Ante ésto, fui a su camarín, y con la voz más tranquila que pude, le dije que nunca más en su vida me volviera a gritar, y que cualquier cosa que tuviera que decirme, que me lo dijera con corrección y respeto que yo la iba a escuchar. Como resultado, nunca más nos dirigimos la palabra, cosa que hace terriblemente difícil el trabajo conjunto, sobre todo en una obra como Chicago en que casi toda la obra éramos nosotras dos. Estuve muy poco tiempo, no más de dos meses: la mitad en Santiago de Chile, y el resto en Viña del Mar.
RT – ¿Un balance de la obra?
LK – Fue una experiencia muy, muy buena. Yo era mucho más joven que Nélida, y compartía con ella el escenario. Me dolía mucho la tensión entre ambas. Yo la admiraba. Ella era una mujer extraordinaria, una artista increíble, pero que lamentablemente se rayaba cuando la crítica no la favorecía. Yo la traté siempre con mucho respeto, porque a mi me encantaba lo que ella hacía, y su talento nunca lo puse en duda.
RT – Siguiendo con las obras de tu carrera vemos que tenés durante los años 1984 y 1985, “La mujer del año” (Woman of the year), un trabajo donde la protagonista era Susana Giménez, pero que te premian a vos con el “Estrella de mar” como mejor actriz de reparto…¿Cómo es trabajar con Susana?
LK – Esa obra tuvo dos temporadas en el teatro Maipo, y una en Mar del Plata. A mi me divirtió mucho trabajar con ella. Me parece una profesional encantadora. Creo que es la actriz con más carisma en la Argentina. La gente ama cualquier cosa que ella haga, esté o no sobre un escenario.
En el país hay muy pocas personas asi: Nacha Guevara también es asi. La gente la adora y va a ver todo lo que ella haga.
RT – Esa es gente que domina el escenario, y no el escenario a ellos
LK – A mi me encanta esa gente. Yo creo que el escenario es un lugar donde uno tiene que tener algo especial que es independiente de los estudios y conocimientos que se adquieran. Es parte de tu talento, es algo innato, que no sé como llamarlo. Es chispa, luz propia del actor. Es lo que te lleva al escenario. Uno pisa el escenario queriendo mostrar algo que trae. Después uno perfecciona las herramientas que tiene para transmitirlo con más virtuosismo, pero hay una básica condición que es el brillo y energía propia…Hay actores y actrices que están en el escenario y son una maldición para el resto del elenco porque acaparan la atención del público de forma automática, dejando al resto en el anonimato. Uno tiene que hacer el triple del esfuerzo para cautivar nuevamente la atención del público. Soledad Silveyra es otra persona asi.
RT – El premio Estrella del mar es el primer premio que te dan. Me imagino que habrás estado en la gloria un buen tiempo!
LK – Uh!...fue algo impresionante, increíble. Un cruce de emociones terrible ese año. Yo estrené “La mujer del año” y al mes falleció mi papá. No me pudo ver en la obra. Y al final de ese mismo año, gané el premio, asi que fueron muchas emociones contrapuestas en muy poco tiempo.
RT – Hablemos de Sorpresas (Nunsense), en el año 1990 con Beatriz Bonnet, Nelly Beltran, Ana María Cores, y Vicky Shocron
LK – Carmen Barbieri también estuvo en el elenco, reemplazando a Ana María Cores en el rol de María Amnesia, en la temporada de Carlos Paz (Córdoba)
Una de las cosas que más recuerda la gente, es a Beatriz Bonnet cuando cruzaba todo el escenario colgada de una soga (ella era la Madre superiora)…era algo muy divertido que yo no podía dejar de ver en todas y cada una de las funciones. Beatriz es maravillosa, una de las más grandes del género. Despistada, talentosa, graciosa…todo lo que se necesita para la comedia musical.
RT – También tenemos en tu carrera “Aplausos” y “Cabaret”…¿Cabaret opacó a Aplausos en tu carrera?
LK – Son dos cosas distintas. Cabaret es muy reciente y fue un éxito arrollador. El formato de Aplausos es distinto. Un poco antiguo, pero muy vistosa. Hubo gente que le encantó, y justamente son las obras que trae Romay porque apunta al público que busca ese tipo de comedias.
Con Cabaret la historia comenzó ya en el 2001 cuando se truncó el primer intento por culpa de la crisis económica que vivimos. Yo audicioné y había quedado para el mismo personaje que luego hice a partir del 2007 (Fräulein Schneider). Después me propusieron ir a España pero rechacé el papel..En el 2006 me vuelven a llamar, vuelvo a audicionar, y vuelvo a quedar para el mismo personaje.
RT – ¿Algún recuerdo en especial?
LK – Muchos, pero me quedó grabado una carta que recibimos el último día, en la última función; de un chico que decía: “..yo no soy nadie. Tengo 25 años y trabajo en un banco, pero soy un enamorado de los musicales. Es la quinta vez que vengo a verlos. Les doy las gracias por todo lo que nos brindan”
RT – Dicen que la última semana de Cabaret fue muy emotiva
LK - Yo me enfermé esa semana. No pude hacer función el último sábado.
RT – ¿La levantaron porque no andaba bien, o por temas contractuales de la sala?
LK – Empresarios brasileros compraron la división teatral argentina a los mexicanos en octubre del año pasado, y al llegar el momento de renovar contrato, si bien lo renovaron, creo que nunca vinieron a ver la obra, o al menos nunca tuvieron contacto con el elenco. Nosotros continuamos llenando salas todo el verano, pero a ellos o no les interesó, o no se enteraron.
RT – ¿Vos siempre audicionaste?..¿nunca te tomaron directamente?
LK – Siempre…La única vez que firmé contrato sin audicionar, fue para “Aplausos” y “Sorpresas”
RT – y sobre Nine?
LK – Nine es una comedia musical “de cámara”, con cuadros excelentes. Allí estaban Juan Darthes, Mirta Wons, Elena Roger, María Rojí, Sandra Ballesteros, y tantos otros…Es el musical que hoy por hoy, elegiría yo para volver a hacer. Los recuerdos que tengo son increíbles…Cada vez que escucho la obertura de esa obra, no puedo creer que yo haya sido artífice de la maravilla que estoy escuchando. Algo increíble. Sin una falla; y estamos hablando de una partitura de cinco líneas melódicas. El dibujo de cada voz se combina con las otras y el resultado es fabuloso.
RT – Definitivamente vamos a tener que escuchar nuevamente esa obra, para disfrutar escuchando desde éste otro ángulo….Última pregunta: ¿Vos considerás que el musical está en auge o en decadencia?
LK – Yo considero que estamos viviendo un auge sin precedentes. Cuando yo comencé a hacer musicales la gente ni sabía de qué le estabas hablando cuando se los nombrabas. Un síntoma claro, es la cantidad de escuelas de musicales que hay ahora. Algunas mejores que otras. Pero el hecho es que hay mucha gente que consume el género, ya sea desde una butaca, o estudiándolo…
Un éxito como Cabaret, de casi dos años, no se hubiera podido imaginar hace unos años, y, como te digo, la curva es ascendente. Estamos creciendo
RT – Bueno Luz….un millón de gracias….Te había prometido una entrevista cortita de 20 minutos, y al final fue un poco más…No tengo palabras para agradecerte…Red Teatral está creciendo, pero todavía “andamos en pañales”…Es un honor que una figura como vos, nos haya reglado un poco de su tiempo. Cuando seamos grandes, te tendremos en cuenta como una de las que nos ayudó a crecer y confió en nosotros.
LK – Muchas gracias a ustedes. Saludos a la gente de España. . Ojala y puede ir a por Madrid en algún momento. Creo que hay mucho que se puede compartir y enriquecernos mutuamente. Sigan así que están haciendo un trabajo increíble.

Cristian Witte

google+

Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS