Enviar
Red Teatral
Para imagen fija
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Noticias

MADELEINE PEYROUX




Reinterpreta Con Intimismo y Delicadeza a Cohen, Waits y Mitchelli


Madeleine Peyroux reinterpreta
con intimismo y delicadeza a Cohen,
Waits y Mitchell en el Terral

La cantante presenta mañana en el Teatro Cervantes su nuevo álbum, Half the perfect world, en el que también incluye versiones de Charles Chaplin o Serge Gainsgbourg

El ciclo musical estival ofrece también los directos de Herbie Hancock, Lou Reed, Macy Gray, Loreena McKennitt y Erykah Badu


Madeleine Peyroux se mueve entre la mirada a las grandes divas del jazz, del blues y de la ‘chanson’ y las reinterpretaciones intimistas y delicadas del pop, el rock y el country, pero todo con un espíritu plenamente jazzy que a buen seguro que impregnará mañana martes 8 de julio (21.30 horas) las tablas del Teatro Cervantes de Málaga. La cantante estadounidense presenta su nuevo álbum, Half the perfect world, en el ya cuarto concierto del ciclo de actuaciones estivales Terral, donde su voz y su guitarra acudirán acompañadas de Johannes Weindenmuller al contrabajo, Jochen Ruckert a la batería y Jim Beard al piano y órgano para revisar a Tom Waits, Leonard Cohen, Joni Mitchell, Serge Gainsgbourg o Charles Chaplin, sin olvidar los grandes standards jazz y blues que marcaron el comienzo de su carrera.

Madeleine Peyroux no se limita a interpretar canciones: las posee... y viceversa. Peyroux posee un alma antigua, tiene un don que parece haber nacido con ella, lo que se puso de manifiesto en 1996 con la publicación de su primer álbum, un trabajo de una extraordinaria inteligencia en el que la cantante aportaba una gran intuición interpretando temas asociados a grandes del jazz vocal (Billie Holiday), blues (Bessie Smith) o country (Patsy Cline). Su decisión de interpretar “La vie en rose” de Edith Piaf reflejaba además la década que Peyroux, nacida en Georgia (EEUU), había pasado viviendo en París, de los 13 a los 22 años. En los dos lustros transcurridos desde entonces, ha aportado una enorme experiencia vital a sus afinidades personales, que se manifestaron por primera vez en segundo álbum que se hizo esperar mucho, Careless love (2004), y que han cristalizado en su nuevo álbum, Half the perfect world.

Half the perfect world, una vez más impecablemente producido por Larry Klein, sirve tanto de complemento como de contrapunto de Careless love, que desató elogios generalizados y que vendió más de un millón de copias en todo el mundo. Mientras que gran parte del trabajo anterior de esta artista de 35 años se basaba en compositores y cantantes de la primera mitad del siglo XX, el grueso de Half the perfect world se centra en artistas y compositores hoy en activo, como Leonard Cohen, Tom Waits, Fred Neil y Joni Mitchell. La habilidad de Peyroux para elegir la canción perfecta es de nuevo la clave del impacto emocional del álbum, pero el ininterrumpido protagonismo de su rol como compositora es igualmente importante, y las cuatro canciones originales del nuevo álbum saben defenderse solas, elevando con ello el nivel de disfrute. Peyroux, Larry Klein y Walter Becker, de Steely Dan, colaboraron para escribir el primer tema del álbum, el maravillosamente pegadizo “I’m all right”. Las otras canciones originales del álbum reúnen al equipo de compositores de Peyroux, Jesse Harris y Larry Klein (que escribió el single “Don’t wait too long”, de Careless Love). Completando el nuevo álbum encontramos interpretaciones de Peyroux de standards de Johnny Mercer, Charlie Chaplin y Serge Gainsbourg.

“Estas canciones de amor proceden todas de un lugar extraordinariamente personal, y me permitieron, por tanto, una lectura más intimista”, dice la intérprete del repertorio de un álbum en el que su voz aporta grandes dosis de intuición, tanto a las versiones como a los temas propios, unas piezas que exploran relaciones románticas desde una perspectiva claramente femenina. El nuevo álbum refleja también la creciente confianza de Peyroux en su apuesta creativa, consecuencia en parte de la sinergia que había conseguido en Careless love con Larry Klein y los principales instrumentistas: el guitarrista Dean Parks, el bajo David Piltch y el batería Jay Bellerose. En Half the perfect world se les unen el teclista Sam Yahel, el percusionista Scott Amedola y un reparto estelar de músicos de apoyo entre los que figuran el saxofonista Gary Foster, el guitarrista pedal steel Greg Leisz, el trompetista Till Bronner y Larry Goldings en la celesta.

El álbum está lleno de momentos sublimes. Cantada por una mujer desde el punto de vista de un hombre, “Blue alert” (escrita por Leonard Cohen y Anjani Thomas) es psicológicamente compleja y con una gran carga erótica. Este entrelazamiento de géneros “añade una profundidad a la canción que de otro modo no estaría ahí”, dice Peyroux. La mezcla de las voces tan peculiares de Peyroux y K.D. Lang en “River” introduce un deje enteramente nuevo en el clásico de Joni Mitchell. Y la interpretación vocal de Peyroux en “Smile” de Chaplin encuentra reflejo en la trompeta con sordina de Till Bronner, formando el equivalente musical de una sombra proyectada por una farola. Realzando dos de las canciones del álbum, el standard de Serge Gainsbourg “La javanaise” y la composición original “Once in a while”, encontramos intensos arreglos para cuarteto de cuerda cortesía de Mark Orton.

Half the perfect world es un álbum en el que el tiempo se detiene. Está repleto de interpretaciones en las que los espacios entre los sonidos son tan cruciales para el efecto conseguido como los propios sonidos. Como señala la cantante y guitarrista, “el silencio no es sólo una ausencia de sonido”. Klein se hace eco de este sentimiento al comentar el talento concreto de Peyroux: “Consigue ese tipo de poesía casi indescriptible, inefable. Lo ves en la obra de Picasso, lo oyes cuando toca Miles. Diría que el 90 por ciento de lo que hace es insinuado”.

Los conocedores de las interpretaciones elocuentes, comedidas, tienen ahora una artista esencial en Madeleine Peyroux, y aunque Half the perfect world supone una prueba extraordinaria de su altísimo poder para sugerir, es también difícil evitar la impresión de que este álbum es simplemente la punta del iceberg.


Página oficial: www.madeleinepeyroux.com

Página en Myspace: www.myspace.com/officialmadeleinepeyroux

Otras páginas interesantes: www.madeleinepeyroux.org (página no oficial)




Terral 08

Terral 08 arrancó el miércoles 25 con The Magnetic Fields, uno de los proyectos del inquieto Stephin Merrit, un polifacético creador que ha abierto nuevos caminos en la música ‘indie’. Con Diana Krall, que actuó el lunes día 30 de junio en el escenario del Cervantes (todos los conciertos del ciclo se celebrarán allí), Terral cedió el protagonismo a las grandes divas del jazz contemporáneo en un concierto que abarrotó el Teatro Cervantes, algo que también hizo James Blunt ayer domingo día 6 de julio en una actuación en la que ofreció su peculiar combinado de pop maduro y alta sensibilidad. El jazz intimista también pasará por Málaga con la visita de Madeleine Peyroux mañana martes 8 de julio, mientras que con Herbie Hancock (9 de julio), un ilustre maestro que ya ha tocado en el teatro, el certamen hace su personal homenaje a un pianista que rompió los márgenes del jazz en la segunda mitad del siglo pasado.

Los aficionados al soul contemporáneo también están de enhorabuena con el cartel de Terral 08, pues podrán contar con la presencia de dos de las más grandes renovadoras de un género en el que también caben el r&b, el hip-hop y el rock: Erykah Badu (12) y Macy Gray (20). Entre ambas divas, escanciará su popular fusión musical la canadiense Loreena McKennitt (16), una de las grandes estrellas de la hibridación entre música celta y otros varios sonidos del mundo. El último concierto del ciclo estival es uno de los más especiales, pues presenta a un músico de honda huella en el rock con un espectáculo total que recupera más de treinta años después de crearlo: Lou Reed (21 de julio) montará en Málaga su oscuro Berlin, una suerte de ópera rock que salió en disco en 1973 y que ahora se presenta en un directo en el que más de treinta músicos y un coro infantil subirán al escenario.

google+