Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

MADRIJO (NUESTRA CRITICA)




“Madre hay una sola”...


Cuando una pieza está muy bien escrita, solo resta armar a su alrededor un equipo que la apoye y le agregue, calidad e interés. Se estrenó “Madrijo”, en el Callejón, espacio que me moviliza no solo por su gestor, sino también por las piezas que en él se estrenan; un teatro alternativo, que reúne lo mejor de este arte, lo comercial y lo independiente de una forma muy interesante.

Decir que Mariano Saba es doctor en letras y que tiene una vasta y activa carrera en esta área, es seguridad de que la pieza va a tener una profundidad distinta, rica en comentarios, en conceptos y en líneas para decir el actor. Ya les comento que la obra es sumamente interesante, y está muy bien lograda; con una temática que seguramente toque a casi todos los espectadores, que sabe quebrar el clima cuando la narración empieza a ir hacia un tono y espacio más oscuros. Esto último, generalmente, también es mérito de un director que sabe tomar esa esencia y plasmarla en escena.

“Madrijo” es la historia de una madre y un hijo, ella ejerce en él por momentos una influencia negativa, lo apabulla con sus comentarios (más que nada por su vida plagada de frustraciones) y cuando el hijo se une a una causa social, la madre se empecina en “dispararle” un sinfín de hechos que harán que su apocado retoño finalmente tome una posición, que quizás lo termine alejando de esa madre que lo manipula, lo menosprecia y lo engaña hasta un punto límite. La pieza no toma partido por ninguno de los dos, son las relaciones que se van tejiendo, su modo de interactuar y su historia compartida lo que los posiciona en diferentes bandos.

En la ambigüedad del relato, es cuando el espectador se ríe; ante un pasaje que sería de interés para cualquier analista (insisto en que la profundidad del texto es notable), las situaciones por las que atraviesan y las actitudes de Walter y Marta hacen que sean realmente cómicas, satíricas, aunque, por cierto, muy reales y contundentes.
Las actuaciones de la dupla protagonista están muy bien elaboradas, Ingrid Pelicori, es una "madraza" del teatro; sus entonaciones ya conocidas, hacen que su Marta sea sumamente creíble, sin dudas una gran labor de la artista. Martín Urbaneja, por su parte, en otro papel donde brilla, vuelve con un registro distinto; su trabajo se disfruta desde su mirar hasta sus movimientos, este actor que supo seleccionar piezas muy interesantes, vuelve al teatro que más le queda, en donde tiene que dejar todo su ser para ser esa criatura que interpreta a la perfección.

Dirigida por un gran actor también, Horacio Roca, la obra es muy interesante, donde las actuaciones son impecables y el texto no da respiro, no solo a sus protagonistas, sino que tampoco al espectador.

GUSTAVO MARTIN SCUDERI

Noticia completa
Cuenta la historia de una madre y de su hijo, que se debaten acorralados entre su vínculo enmarañado y el dramatismo de una noche que puede ser la última. Un pueblo lastimado. Una fábrica tomada. Walter custodia la entrada de la vieja cementera donde sus compañeros intentan resistir. En plena madrugada llega su madre: Marta buscará sacarlo del peligro, aunque eso implique alejarlo, una vez más, de sus propias decisiones e ideales.

Actuación: Ingrid Pelicori y Marín Urbaneja
Asistente de dirección: Manuela Roca
Escenografía: Carlos Di Pasquo
Vestuario: Julio Suárez
Diseño de Iluminación: Leandra Rodríguez
Asistente de Iluminación: Susana Zilbervarg
Sonido: Martín Pavlovsky
Maquillaje: Ana Make Up
Realización escenografía: Agustín Garbellotto
Realización “Mimí”: Daniel Caruso
Diseño gráfico: Sebastián Mogordoy
Fotografía: Russarabian
Prensa: Marisol Cambre
Dramaturgia: Mariano Saba
Dirección: Horacio Roca

A partir de junio 2018, domingos 18.00hs, en el Espacio Callejón-Humahuaca 3759-CABA



google+

Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS