Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias

REDTEATRAL ENTREVISTO A CRISTOBAL JODOROWSKY


Noticias

Criticas

REDTEATRAL ENTREVISTO A CRISTOBAL JODOROWSKY




Amor de mis amores, la catarsis transformadora del siglo XXI...


Amor de mis amores, la catarsis transformadora del siglo XXI.

Artista, con todas las letras. Sanador, con todas las letras. A Cristóbal Jodorowsky no se lo puede atrapar con definiciones demasiado exactas, cualquier palabra a su lado queda suelta y vacía y se la embulle el silencio que lo rodea. Un maestro suave y fino con su toque francés pero firme y bravo desde su costado mexicano. Una mezcla atractiva y luminosa que nos acompaña con música e imágenes hacia el emocionante encuentro con nosotros mismos.
El 19 de mayo 2014 re-estrenó su obra Amor de mis amores, una tragi-comedia musical con 18 artistas en escena dispuestos a entregarse por completo. En esa entrega, la emoción se vuelve el vehículo principal que nos lleva a todos juntos, actores y espectadores hacia la orilla del conocimiento y la transformación.
En esta entrevista que dio para Redteatral, Cristóbal nos abre las puertas a su mundo poético y sanador.

Red: ¿Cómo fue el proceso creativo de la obra, su comienzo su desarrollo y su concreción?

C.J.: Nació conmigo viniendo a Buenos Aires a hacer mis talleres de teatro y de psicomagia. Me encontré con Marti Delavalle, estábamos tomando un te para otro proyecto que no tiene nada que ver con el teatro y de repente la vi y le pregunté: ¿Tu haces teatro? Y me dijo si, y no sé qué paso, y me vino la intuición y le dije… un día tu y yo vamos a hacer teatro. Seis meses después estábamos hablando y organizamos mi venida para montar un espectáculo. Hicimos una audición y preparamos a 18 personas entre 500 que pasaron y decidimos hacer un montaje que se llama Amor de mis amores. Es sobre el Amor, pero no sabía exactamente donde iba a ir esto, es decir que yo mismo me puse en una situación de peligro, una situación creativa en la que no sabía cuál era el espectáculo que iba a salir de ahí. Me dije, yo quiero ponerme en proceso creativo, arriesgar… y me encontré con 18 personas que eran muy creativas, entonces fui poniendo los temas, una estructura. Sabía que quería trabajar con arquetipos fundamentales que están en el psiquismo humano y hablar de ellos para que el público se identificara. Entonces fuimos improvisando, escribiendo la obra durante los ensayos y surgió este milagro.

Red: ¿Y los actores tienen alguna preparación en especial para este espectáculo?

C.J.: Son actores, bailarines, acróbatas, cantantes y si: tienen un trabajo personal. Cada uno hizo su rito personal, del cual sale cada escena. De hecho, con el que comienza el espectáculo es una situación real de uno de los actores que tuvo un conflicto con uno de sus parientes entonces cada noche lo expresa. No te voy a contar cuál, ya que es muy profundo, pero es fuerte. Entonces, si, trabajamos con cada uno de ellos y cada personaje fue surgiendo de su trabajo consigo mismos.

Red: ¿Hay guiones?

C.J.: Si hay un guión, es decir que creamos la obra, la fui escribiendo, haciendo la dramaturgia, anotando todo y surgió. La estilicé y escribí una obra. Pero la fui escribiendo día a día.

Red: ¿Porqué Amor de mis Amores? Querías hablar del Amor…

C.J.: Si, además es la canción de Agustín Lara. También esta obra es un musical. Antes de comenzar el espectáculo, hice una preparación: me fui a pasear a las calles de México a buscar discos, (voy a decirlo) piratas, y me encontré con vendedores de discos que copiaban discos de los años 20, en la calle. No los encuentras en ningún otra parte. Fui a investigar y fui a hacer una búsqueda musical de los años 20 a los 80. Compré como 500 discos y los escuché todos y elegí música para trabajar con ellas. Porque partí de la música para inspirarle emociones a los actores. Yo trabajo con música: en lugar de explicarles a los actores lo que quiero de ellos a nivel emocional, se los muestro a través de la música. Los hago entrar en estado musical. Entonces no necesito explicarles, sino que elijo la música que inspira la emoción que yo quiero. La música es un elemento supra-importante en la obra, porque yo partí de la música.

Red: ¿Cómo sana el arte?

C.J.: Yo pienso que de todos modos el arte tendría que tener la misión de sanar cuando tiene un propósito trans-personal, es decir que intenta proponer una solución a los conflictos de la existencia. El arte sana cuando va hacia lo sublime, no cuando expresa al ego y confirma al ego sufrido y se complace en esa situación egótica. Cuando no sana se transforma en una especie de, lo que yo llamo, una masturbación egótica. Pero cuando el arte apunta a lo sublime y a trascender los conflictos de la existencia humana, entonces se convierte en sanador, porque nos muestra un camino hacia otro yo. Y si haces acciones sanadoras en el teatro y muestras un camino de sanación posible, en ese momento el púbico identificándose a lo que sucede en el escenario lo transita también como a un mito. El mito en el fondo es la expresión de una consciencia que te está mostrando el camino para auto-transformarse. Entonces el teatro tiene el mismo rol que los mitos, por eso es que el teatro viene de los rituales y de la Grecia, etc etc… te da momentos catárticos en los que el espectador vive el proceso transformativo a través de los actores.

Red: ¿Cuál es la relación entre el acto teatral y el acto psicochamánico?

C.J.: El teatro debería ser psico-chamánico porque el psicochamanismo es aprender a identificarse con la vibración fundamental de la existencia que llamamos conciencia, que la física lo llama el cuerpo unificado, y en ese momento unificándose a esa presencia, se puede afectar al cuerpo y la emoción del otro.
Es decir que estamos hablando de física cuántica. Ya sabemos que el que hace el experimento, afecta el experimento y lo materializa. Quiere decir que nosotros sí tenemos un poder de afectar en el sentido de transformar a los otros a través de la energía y a través del contacto que hacemos con dimensiones más amplias. Si el actor es capaz de entrar en ese estado de vibración a nivel muy sutil afecta a los espectadores. Lo que nosotros hacemos es eso, trabajamos en eso, es decir que yo hice esa experiencia, los formo para entrar en estado mucho más amplio, energético, para poder afectar al público a nivel – sobre todo- emocional. Creo que el teatro es expresar la vida a través de las emociones y transformar a las personas que te vienen a ver a través de las emociones que les haces sentir y sobre todo a las situaciones que les haces confrontar a nivel emocional. En general lo que hacemos nosotros es evadir las emociones y por eso pensamos tanto pero lo que evadimos es el dolor, y el teatro tiene también para mí la misión de hacerte contactar con ese dolor, con lo agradable y con lo desagradable.

Red: ¿Después de este teatro qué pasa?

C.J.: Bueno, digamos que es terapéutico, algo se modificó en ti, algo entró en ti a nivel inconsciente y posiblemente tu vida no será igual, quizá se moverá un milímetro… a mi me interesan los milímetros no los kilómetros. No creo en los avances kilométricos, sino en los milimétricos. Y eso es un aporte milimétrico a tu vida y eso me basta.

MARÍA LAURA GIAMBELLUCA
Noticias Relacionadas:
Ver crítica 2013:

google+

-->
Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS