Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

UNA VEZ EN LA VIDA (NUESTRA CRITICA)




“Música para el alma”...


Este 2019, nos viene acercando obras que nunca imaginábamos iban a llegar a Buenos Aires; esta situación me llena de alegría, ya que es una manera de, no solo ver el buen teatro nacional que tenemos, sino también poder palpar lo que pasa afuera.

Ahora es el momento de presenciar una pieza, cuya película me encantó y emocionó; la misma, ganadora de un premio Oscar, en el año 2007, por su preciosa canción original (“Falling Slowly”). “Once” fue un film independiente, que rompió todos los pronósticos por su hermosa y tierna historia romántica, y por su característica música irlandesa.

Semejante suceso hizo que se creara una versión teatral, pasando por Broadway y Londres, ganando también todos los premios (Tony, Olivier y Grammy). Aquí llega con el título “Una vez en la vida”, siendo una obra diferente, con un género musical (Folk) que me gusta mucho, cuando en realidad se espera de estos proyectos de envergadura un tipo más melódico.

La obra de Glen Hansard y Marketa Irgloa, basada en la película de John Carney y con libro de Enda Walsh, tiene la particularidad de que se necesita protagonistas que sean además músicos, pues van a desarrollar la historia arriba del escenario y con un instrumento musical; este requerimiento establece una dificultad extra y constituyó un motivo de duda para sus creadores, al momento de entregar los derechos para un público no anglosajón. Pues el resultado es muy satisfactorio, con 14 talentos que tocan la guitarra, violín, piano, acordeón, batería, etc. Uno lo ve con liviandad, pero no es una tarea fácil, pues ellos deben no solo tocar sino también actuar y bailar.
El clima general está muy logrado, apoyado por una escenografía muy dúctil de Tato Fernández, y unas coreografías de Verónica Pecollo precisas y que no ahogan el efecto global de la puesta. Ahora bien, mucho del venturoso resultado de la obra es también gracias a Julio Panno, quien supo dirigir todo este monstruoso proyecto, a la traducción y adaptación de Lily Ann Martin y Pablo del Campo, tareas muy precisas y necesarias para que la pieza pueda funcionar en otro país y otra cultura.

Los protagónicos de la obra están compuestos por actores que, dentro de su humildad artística logran el efecto deseado. Nuevamente me cautivó Paula Reca, su belleza escénica, su andar, la hacen indefectiblemente una estrella, debería estar más en escena, su última película (“Tampoco tan grandes”) da testimonio de este comentario. Eliseo Barrionuevo, demostrando como el paso de los años lo está convirtiendo en un artista completo, debe entonar las canciones de esta obra en particular que le exigen una concentración extra y dejarse llevar más por las letras, que las partituras.

Santiago Otero Ramos, Mariela Passeri, Federico Coates y Roberto Catarineu ponen toda su impronta característica y levantan muchísimo la obra. María Armellín me sorprendió, con una plasticidad muy llamativa, un nombre a seguir. Federico Yernazian, Máximo Meyer, Violeta Videla, Nicolás Muñoz, Mariano Cantarini y Donna Linadei cierran un grupo artístico sin fisuras.

“Una vez en la vida” es un musical que a pesar de la grandilocuencia del proyecto es tierno, sensible e íntimo, una paradoja que funciona muy bien con la historia de estos dos personajes quebrados, buscando a través de la música su forma de ser.

GUSTAVO MARTIN SCUDERI
Noticia completa:

google+

-->
Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS