Enviar
Red Teatral
locos por los musicales
Al final del arco iris
Al final del arco iris
Al final del arco iris

End of the rainbow

Al final del arco iris 2014

Suscribirse

Pais: Argentina
Ciudad: Buenos Aires
Año: 2014
Teatro: ASTROS (C.A.B.A.-Argentina)

Direccion

Letras

-*-

Datos Generales

Es una comedia musical dramática, salvajemente divertida, ambientada en Londres en 1968, Judy Garland con sus canciones más memorables como The Man That Got Away, Come Rain or Come Shine, The Trolley Song y Somewhere Over the Rainbow. En su habitación del hotel, con un novio nuevo y joven a su lado, Garland batalla con las drogas y el alcohol mientras se lleva a cabo una serie extenuante de conciertos en el asunto del día en un intento por recuperar su corona como el mayor talento de su generación.
A pesar de una serie de fracasos matrimoniales y las ruinas de una carrera en Hollywood, ella sigue siendo una mujer fuerte y notable, armado con un legendario ingenio afilado y una comprensión real de los demonios que la poseen.

-*-

Datos de esta Versión

Ver otras versiones:

-*-

Datos Adicionales

Vestuario: Pablo Battaglia
Escenografía: Héctor Calmet
Iluminación: David Seldes
Fotografía: Machado Cicala Morassut
Prensa: Tommy Pashkus

Realizan una primer temporada en el Teatro Apolo entre marzo y Julio de 2014
Federico Amador es reemplazado por Benjamín Rojas

-*-

Elenco

-*-

Crítica

Una estrella nunca muere...

Para las personas que nos gusta el teatro, siempre es una diversión ponerle a cada personaje la cara de un actor o actriz según sea el caso. Mejor no generalizar, pero es algo que siempre me encuentro pensando.
Cuando me enteré que unos de los grandes iconos artísticos a nivel mundial, Judy Garland, llegaba nuevamente, obra de teatro mediante, en mi mente, aparecieron dos caras particularmente. Una me la reservo para mí; mientras que la otra está presente y rutila arriba del escenario en el teatro Apolo.

La talentosísima artista Karina K (concepto éste tan utilizado, y con tanta liviandad tantas veces en los últimos tiempos), no dejó de sorprendernos en ésta oportunidad, tal y como lo viene haciendo en cada uno de sus papeles, ya sea asegurarse de cantar mal, tarea sumamente difícil (“Souvenir”) hasta hacerlo increíblemente bien en todas las demás obras que protagonizó.

Lo que hace que “Al final del arco iris” sea una obra muy interesante, no es solo el hecho de traernos a Judy, es más, si uno lo piensa profundamente, nos trae la parte más oscura y dramática de su historia; sino que a pesar de ser un musical, tanto la parte hablada como la increíblemente y maravillosamente cantada son muy solventes en este espectáculo.

Karina logra una performance, extremadamente corporal y excesiva, que amalgama cada uno de los gestos de Judy impecablemente. En pocas palabras su imagen, sus gestos, su forma de cantar están presentes en el show. Siendo esto el centro de atención de la obra, por supuesto.

La obra nos ubica en los últimos conciertos brindados por una estrella, en decadencia, con una necesidad más monetaria que artística, pero que por supuesto, y como toda diva, está muy atenta a las críticas de la prensa.

Un torbellino derivado de los derroches y los excesos, plagado de malos recuerdos y peores augurios; el cual fuera planificado y organizado por quien fuera su última conquista y posterior marido. Este oportunista despiadado, para algunos, tuvo en sus inexpertas manos a la más frágil de las criaturas y solo demostró que de buenas intenciones está empedrado el infierno.

Interpretado correctamente por Federico Amador, quien ha sabido aprovechar una muy buena posibilidad de enriquecer su carrera, acostumbrada a un registro más televisivo.

Otro gran hallazgo de la puesta es la sorprendente interpretación de Antonio Grimau, quien entiende su personaje a la perfección. Ese compañero de Judy que la ama profundamente a pesar de ser gay. Antonio demuestra todo su oficio e inclusive se nota que la pasa muy bien arriba del escenario. En este personaje recae toda la parte más divertida de la obra, es en él donde la misma respira.
Logrando que no sea solamente la oscuridad de la realidad de la estrella, lo que abarca toda la obra.

Varias otras cosas deben ser también tenidas en cuenta: en la dirección general está, para los que amamos los musicales, un creador de sueños el Sr. Ricky Pashkus. En la dirección musical, nada más ni nada menos que el Sr. Favero. Completando la banda en vivo Arturo Puertas y Quintino Cinalli.

Párrafo aparte merece el cambio de escenografía de Héctor Calmet, uno se acostumbra a esa habitación minúscula del hotel, pero cuando Judy tiene que cantar se abre literalmente el telón.

Completa el elenco Víctor Malagrino quien también se desempeña correctamente.

“Al final del arco iris” es una obra que invita también a jugar al espectador cuando la parte musical se presenta, ya no sabemos a quién aplaudimos o victoriamos, si a Karina o a Judy. En realidad logran ser una y esto para nada es fácil, son contados los casos en donde esta unión ha sido posible o tan patente (Elena Roger con Piaf, Virginia Innocenti con Tita).

En conclusión, tal y como sucede con las estrellas del firmamento, cuya luz sigue brillando e iluminan las noches oscuras, aún miles de años después de haber dejado de existir ya sea por haberse consumido lentamente o por aniquilarse en una supernova; nuestras “estrellas” muchas veces siguen el mismo destino. Esta historia no es la excepción y Judy nos dejó en lo que podría haber sido el pináculo de su carrera; pero esta no es la única explicación de su trascendencia, además hay que agregar entre otros factores a una protagonista brillante que sabe hacernos volar más allá del arco iris.

GUSTAVO MARTIN SCUDERI

-*-

google+

• Si encuentras algún error u omisión en esta versión, mándanos un mail con el detalle y lo corregiremos igualmente
• Si conoces otra versión de este musical que no figure aqui o si tienes fotos, o más información respecto a este musical, mándanosla por mail