Enviar
Red Teatral
locos por los musicales
MusiCall
MusiCall
MusiCall
MusiCall
MusiCall

MusiCall

MusiCall 2007

Suscribirse

Pais: España
Ciudad: Madrid
Año: 2007
Teatro: ALFIL (Madrid-España)

    Compositor/es

  • Nombre del Artista- -

Direccion

Letras

-*-

Datos Generales

-*-

Datos de esta Versión

Tras el gran éxito de Los Mejores Sketches de Monty Python, YLLANA e IMPREBÍS se unen de nuevo para crear MUSICALL, ¡la primera comedia musical de la historia en la que el público decide lo que va a ocurrir!
Cada noche TÚ propones el argumento que hará de cada representación un espectáculo único e
irrepetible. El sistema: original. Manda un SMS (coste estándar) al teléfono que te proponemos y tu tema aparecerá en una pantalla en pleno escenario, junto con todos los demás. El sistema informático elegirá aleatoriamente uno de los temas y los actores y músicos dispondrán de unos segundos para preparar la función. Sin trampa ni cartón, pero con mucho oficio.
En MUSICALL siete cantantes – actores – músicos, bajo la dirección del francés Michel López (uno de los grandes creadores mundiales en materia de improvisación teatral), con el sello inconfundible de IMPREBÍS e YLLANA, harán reír al público con una comedia musical distinta cada noche.
¿Te gusta el jazz, la ópera, el rock? No importa cuál sea tu estilo. En este MUSICALL tendrás todas las opciones en hora y media de música, humor e improvisación.
Todos los musicales por el precio de uno. Ven a comprobarlo y ¡no te dejes el móvil en casa!

-*-

Datos Adicionales

FEBRERO HASTA FINES DE ABRIL 2009
Todos los miércoles a las 20:30
Teatro Alfil en Madrid -
Dirección: Pez, 10–Madrid-España

-*-

Elenco

-*-

Crítica

Tras la incursión en los teatros españoles del mundo de la improvisación a través de certámenes, matches y otros espectáculos, la compañía Yllana, madre de grandes hitos del humor como “Paganini” o “666” decidió ponerse en contacto con La Compañía de improvisadores por excelencia, L’OM-Imprebís (con la que ya había trabajado en otras ocasiones), para embarcarse en un nuevo proyecto que llevase más allá los mundos del musical y de lo improvisado.

A pesar de que la idea no es del todo original, puesto que los sketches musicales son una modalidad ya casi tradicional dentro de la improvisación, el formato propuesto esta vez es mucho más ambicioso, centrándose exclusivamente en este género.

Además, hay que recalcar que el desarrollo de cada una de las “escenas” de que se compone el espectáculo requiere una especificidad no necesaria en la “improvisación libre” o de otras formas. Por ejemplo, la trama cómica tiene que responder a un comienzo, un desarrollo y un desenlace concreto, tiene que haber una narración determinada, acompañada de personajes concretos… sin olvidarnos de la música.

Bien, entonces, ¿qué podemos encontrar en este espectáculo? La respuesta es simple: cualquier cosa.

El público manda mensajes sms que son proyectados sobre el escenario, donde pueden leerse los distintos títulos que éste quiera proponer. Ya desde el principio se presenta un formato muy novedoso que llama la atención y crea expectación: ¿qué títulos se elegirán?, ¿cómo se representarán? Como en cualquier espectáculo de estas compañías, hasta el más pequeño detalle ha sido cuidado para mantener el interés incluso desde antes de comenzar la representación.

Sin embargo, lo único que se repite de una actuación a la siguiente es el esquema, que consta de dos números musicales fijos de presentación y cierre entre los que se llevará a cabo el plato fuerte: los cinco o seis “mini-musicales” improvisados a partir de títulos que el público envió, seleccionados de forma aleatoria. Al finalizar cada número, los músicos de la compañía improvisan un dúo instrumental hasta que vuelve a elegirse título.

Si el formato ya de por sí promete entretenimiento, la puesta en escena consigue mucho más, consigue hacer disfrutar tanto por el ingenio como por la música y, lo más importante, consigue hacer reír escena tras escena.

La actuación está a la altura de la propuesta. Los cinco improvisadores aúnan calidad mímica, interpretativa, cómica y, sobre todo, vocal. Cada uno es capaz de enlazar por sí solo un título con la escena, desde el plano musical (estilo, ritmo…) hasta el guión base.

Sin embargo, el aporte de un miembro no suele imponerse al de ningún otro (al menos en las escenas que pude presenciar pues, como ya dije antes, cada función es diferente a las demás). Llama tremendamente la atención la compenetración que exhibe esta compañía, aún más apreciable en el plano vocal, donde las voces se conjugan perfectamente aunándose a la música (también improvisada en el momento).
La música, pues, es otro elemento imprescindible para el desarrollo de “Musicall”. La “orquesta”, formada por un pianista-percusionista y un guitarrista, se enfrenta a dos trabas: la de acompañar la voz actoral y la de coordinarse, a la vez que improvisan. Lo que podría parecer imposible es, una vez más, posible… y, sin truco ni cartón, la melodía acompaña a lo lírico canción tras canción, permitiéndose incluso crear bases musicales para ambientar la atmósfera escénica.

Es llamativa, y muy de agradecer, la variedad de ritmos y estilos que antes se mencionaban: desde el flamenco hasta el tango, pasando por jazz, pop, rock… el registro es muy amplio, equiparable al representativo y, a mi parecer, uno de los puntos más fuertes de este montaje.

Con todo, la propuesta quizás excede las posibilidades de un grupo que ha sido formado para tal propósito, sin haber compartido escenario en ocasiones anteriores y, aunque el resultado es asombroso, hay ocasiones en las que el nivel desciende por debajo de lo que esta compañía podría hacer. Esto no quiere decir, ni mucho menos, que nos encontremos ante actuaciones desiguales, con un nivel sujeto a la predisposición de la compañía a los títulos o a la concentración del momento. De ninguna manera. Pero sí es cierto que, poco a poco, el conjunto va alcanzando una calidad superior (y más homogénea) a la del principio de la temporada, que ya de por sí dejaba el listón elevado.

Ahora bien, dado que todo es improvisado, lo esperable sería un cuadro técnico homogéneo con luces estándar y poca variación para permitir un desarrollo espontáneo y sin predeterminar. De nuevo, todo el que se cierna a lo esperado se sorprenderá al ver que la iluminación y el sonido también han trabajado el campo de la improvisación y el acompañamiento escénico. Es asombrosa la velocidad de reacción que, aunque no puede librarse de cambios más bruscos e inesperados, sí acompaña a los actores como se merecen.

“Musicall” es una producción constante de pequeños musicales que, sin la escenografía o el vestuario de las grandes producciones, no dejará impasible a nadie que asista.
Una noche y cinco estrenos… ¿quién da más?


LO MEJOR:
- Cada función un espectáculo distinto
- La música y las voces
- La compenetración y el resultado conjunto
- La originalidad del formato
- La calidad de las improvisaciones

LO PEOR:
- Nunca sabes qué vas a ver
- El nivel de improvisación varía con algunos títulos
- Actuaciones magistrales que, por desgracia, no se volverán a repetir


CALIFICACIÓN FINAL: 4/5 MUY RECOMENDABLE

Javier de la Morena

-*-

google+

• Si encuentras algún error u omisión en esta versión, mándanos un mail con el detalle y lo corregiremos igualmente
• Si conoces otra versión de este musical que no figure aqui o si tienes fotos, o más información respecto a este musical, mándanosla por mail

Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS