Vencer al Sensei (-)

2001 | 92 Min
Rating:
7/10
7

Info

Datos Generales

Una producción de la Dirección de Teatro de la UNAM y Richard Viqueira.VENCER AL SENSEI.¿Saldràs vivo de La Gruta?Asiste bajo tu propio riesgo.Vencer al Sensei es la primera obra teatral de karatazos en nuestro país y surge del deseo de presentar en teatro una obra que recurra a la gramática del cine de acción y a experimentar en escena la velocidad característica en este tipo de cine y al estilo de caricatura japonesa del manga. La historia versa sobre un maestro que entrena sádicamente a su discípulo durante años, conforme avanzan las luchas, el discípulo se cree capaz de vencerlo. De estos duelos depende la diferencia entre uno y otro, para cuestionar el valor de la pedagogía en donde el conflicto externo de la batalla da cabida al verdadero: la competencia encubierta que siempre existe entre aspirante y líder.”



Su autor, Richard Viqueira, nos explica como y por qué creo esta peculiar obra.Vencer al Sensei surge de una apatía hacia el teatro actual que está muy regulado por lo que se hacía en el siglo XIX, por ese teatro viejito en donde la gente platicaba y platicaba, entonces viendo una de esas obras me aburrí espantosamente, tenía la obligación de ir, pero estaba aburridísimo y decía qué estoy haciendo aquí pudiendo ver una película de Bruce Lee, de Chuk Norris? Y entonces dije: qué nos impide poner en el escenario una película de Chuk Norris o de Bruce Lee con todas sus convenciones, con ese ritmo que es tan característico del cine que tiene que ver más con el videojuego que con el teatro.”Porque lo que ocurre normalmente en teatro es que la gente dialoga mucho, es muy pausado e incluso hay ciertas normas dentro del teatro, y ciertos personajes no se pueden mover simultáneamente y yo dije: ‘bueno vamos a intentar hacer algo que parezca cine de acción sobre el escenario’ en donde sean golpes, karatazos, chicas, todo lo que, por lo menos a mi, me gustaba cuando era muy joven en los años ochenta, setenta: las películas de ninjas, las películas de samurais e intentar integrarlas en un discurso escénico, sobre todo intentar regular más la velocidad con respecto al cine que con el teatro.Richard, ¿cómo defines tu obra?”Yo digo que es como el Karate Kid versión mala leche”.”

Musicales