Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

"DRACULA "- Especial 20 años




Un recorrido por los primeros 20 años del famoso musical argentino.


. Cuando escribía mi opinión sobre la versión de los 20 años del musical “Drácula”, me venían a la cabeza incontables recuerdos que yo, como simple espectador, tenía…Ahí fue donde surgió escribir algo que sea pura y exclusivamente un repaso por la historia de Drácula, pero desde el ángulo estrictamente personal…o al menos por la historia menos conocida (hay detalles que ya los conoce hasta la persona más desapegada al género)…Creo que soy solamente un ejemplo de lo que a muchos, en mayor o menor medida, les sucedió cuando vieron esta obra por primera vez.
Por eso estoy escribiendo eso, porque amo este musical, y por ende soy creo, el que mas lo critica y más lo defiende.

. El reciente estreno de la versión “20 años” del musical “Drácula”, no pudo menos que rememorarme a los inicios de este fenómeno argentino, que se llama “DRACULA, EL MUSICAL” .
Drácula fue un punto de inflexión en mi vida de pasión por el teatro musical….asi que confieso que no puedo ser TAN imparcial como a veces es necesario al escribir una de estas notas.
Allá por 1991, no había en Argentina antecedente alguno de una obra que fuera cantada “del principio hasta el final” y que no fuera una ópera clásica…por lo que el mérito de Tito Lectoure fue mayor, al apostar por un género que, literalmente, era virgen en el país…El 29 de Agosto de ese año, veía la luz la primera función de esta apuesta fuerte de Lectoure, Cibrián y Mahler.

. Nadie entendía nada…¿Un musical?...¿qué es un musical?...¿musical es lo mismo que comedia musical?...Las preguntas eran muchísimas. No había en el país la cantidad de seguidores y amantes del género como los hay ahora…(cantidad que empezó su curva ascendente desde entonces)…Y PARA COLMO EN EL LUNA PARK!!.....¿Cómo podían adecuar un lugar que tenía un ring en el centro, y tradición de centro boxístico, en teatro, con escenario y platea, para representar una obra de teatro?...Las intrigas eran muchas…Además, se anunciaba a Drácula como una historia de amor..¡¡Nadie se imaginaba al sangriento vampiro enamorado!!..Drácula era sinónimo de sangre a rolete, terror, matanza, ristras de ajos, estacas de madera, nuevos vampiros fruto de mordidas nocturnas, ataúdes que se usan como cama durante el día, y un sinfín mas de truculentas imágenes que ya estaban en conciente colectivo, ¡pero nunca el amor!....Hasta que llegó el musical (luego estaría la película “Drácula de Bram Stoker”, un año más tarde, que acentuaría esta faceta del mítico conde).
Yo fui a verla por primera vez (la primera de medio centenar de veces a lo largo de su historia), sin demasiadas expectativas, debo admitirlo. Y como no sabía con qué me iba a encontrar, saqué la entrada más barata, la de la platea de más atrás, lejíiiiiiiisimo, Encima, como las entradas no eran numeradas en ese sector (me acuerdo que salían 5 $), había que llegar temprano, cosa que yo no sabía, asi que me acomodé como pude, que resultó ser justo en el vértice más lejano del Luna…y desde ahí disfruté de mi primer gran musical…Debo decir, que a la distancia que estaba yo, si en el escenario estaba Juan Rodó u Horacio Guaraní, para mi era lo mismo, porque no se distinguía nada…Pero ahí estaba yo, y cuando salí en el entreacto con mi cocacolita y un pancho, no podía sacarme la melodía de Los Gitanos de la cabeza, con los magníficos coros de Gabriel Giangrante (que trabajó con Cibrián y Mahler en todas las versiones de Drácula, hasta la actual inclusive)...y eso ya era buen síntoma...Al final de la obra, me quedaría el consabido “no estas junto a mi ahora” grabado a fuego en el cerebro….y seguiría quemándome las neuronas (que no son muchas) hasta hoy….Algo que no me convenció esa primera vez, fue el tema de la escasa, escasísima escenografía…Yo no estaba familiarizado (y creo que casi nadie) con las obras despojadas, de escenografía minimalista, y sinceramente, aquella vez, me fascinó la música mucho más que la puesta en sí…(me parecía un desperdicio que una obra que se prestaba a escenografías exuberantes, fuera desperdiciada con puro carro, y torre de metal movidos a pulso).
Me acuerdo, eso si, que compré el casette inmediatamente…(el cd recien comenzaba, y eran muy pocas las grabaciones que se editaban aún en ese formato)…y creo que escuché esa música hasta el paroxismo…Estudiaba para mis exámenes, y estaba la voz del gitano Guillermo Bussolini alternándose con Juan Rodó, ecuaciones financieras, y finales de historia económica.
Con el tiempo me enteré que ese Drácula que me había gustado tanto (Juan Rodó) originalmente no era el titular, sino que el conde iba a ser Diego San Clemente, un cantante lírico, que según muchos de los que lo vieron en el papel, era perfecto, desde todo punto de vista: la actuación, la voz, y hasta el físico…Era mayor que Rodó (que solo tenía 26 años) y con una presencia escénica impactante. Pero parece ser que su ego era igual de grande y chocó con el de Cibrián, y 15 dias antes, quedo afuera del proyecto, asumiendo Juan Rodó (que era Jonathan), su papel, y en lugar de éste, su reemplazo: Martin O’Connor.
La obra original, fue recortada por Cibrián casi en media hora. Hubiera incluído caballos que entraban, puentes que descendían, la famosa escena del Manicomio de Whitby, y el ballet de las mascotas, entre otros….Muchas de ellas devueltas a la obra después de 20 años en su puesta actual del teatro Astral.

. Cuando la curva del éxito del musical era francamente ascendente, un 8 de diciembre (de 1992 creo) en pleno gobierno menemista, se televisó por Canal 13: “Crápula, el programa”, que fue una parodia que realizaran los geniales protagonistas de “Peor es nada”: Jorge Guinzburg y Horacio Fontova.
El programa, con el humor ácido que siempre lo caracterizó, intercalaba escenas ambientas en Tranfulgania, con escenas de la llegada de Crápula a una Argentina sumamente honesta e incorrupta, (definitivamente un desvarío totalmente inconsistente con la realidad que se vivía), donde el conde Crápula conseguía fácilmente víctimas a quienes corromper. Asi pasan entre los nombrados (y algunos personificados y perfectamente caracterizados) entre otros: M. J. Alzogaray (Mary July Chanchogaray), José Luis Manzano (Banano), Carlos Grosso (Grueso).
Las canciones originales del musical, fueron modificadas totalmente en su letra, para adecuarlas al guión que presentaban, consiguiendo asi una hilarante parodia excelentemente lograda.
En este especial, donde Guinzburg personifica a Jonathan, y Fontova al conde Crápula, contaron con numerosos artistas invitados, que se prestaron (y prestaron sus voces) al show. Entre los más conocidos estuvieron Valeria Lynch (Mina), Federico Lupi, Roberto Carnaghi, Silvina Garré, Diego Torres, Carlos Silveyra, Norman Erlich, Julián Weich (muy jovencito), Silvia Perez, Alberto Martín, Daniel Fanego, Georgina Barbarrosa, Juana Molina, Ana Acosta, e incluso una incursión de la mismísima Ana María Campoy personificando una vampira. Hacia el final, del programa, también demuestran sus dotes actorales Pepe Cibrián, Angel Mahler, y Juan Carlos Lectoure.

. En 1993, Drácula se presenta en la temporada de verano de Mar del Plata, en el Radio City. Aquí los papeles fueron protagonizados por: Juan Rodó (Drácula), Cecilia Milone (Mina), Carlos Zabala (Jonathan), Paola Krum (Lucy), Laura Silva (Nani), y Pehuen Naranjo (Van Helsing)…Los que la vieron coincidieron que a pesar de la falta de la espectacularidad que brina el Luna, era igual de impresionante. Mar del Plata, que no acostumbraba a ser pródiga con los musicales, esa temporada fue la excepción.

. En 1994 vuelve Drácula al Luna Park…esta vez ya faltaba alguno de los protagonistas originales, pero la fama ya habia trascendido, las entradas se agotaban diariamente, y la gente ya tarareaba y coreaba las canciones….y se editó el cd doble (al final de la temporada de 1992, ya había salido un cd simple, con una selección de canciones, similar al casette, pero mas completo)…El lanzamiento del cd venía en una caja, junto con el guión completo de la obra, en inglés y castellano. Esa edición se agotó rápidamente y nunca más fue lanzada. Aquí Rodó sigue siendo el conde, Cecilia Milone continúa en el papel de Mina, pero Jonathan es Fernando Ciuffo, y Lucy es Marisa Provenzano,

. La versión de Barcelona, estrenada en el impactante “Palau dels esports” de esa ciudad, el 15 de diciembre de 1994, tuvo un elenco casi completamente catalán (aunque la puesta fue en castellano). La excepción fue la argentina Karina K, que se encontraba eventualmente en España, y al enterarse de las audiciones, decidió presentarse, y quedó en el rol de Lucy, papel que la tendría nuevamente ya en Buenos Aires en el año 1997.
La versión catalana editó un cd, que hasta la fecha, es la última grabación comercial de la obra (la otra que existe es la completa de 1994, de Buenos Aires, y antes de esa, la simple del ’92 y la del ’91 del casette)…Nobleza obliga: debo decir que para mi, la versión de la grabación es horrible…Quizás sea que uno no acostumbra el oído al acento español, en una obra que es casi un clásico para nosotros, pero independientemente de eso, no hay ni un solo cantante que yo pueda rescatar…Un dato al margen: para esta versión, Karina K tuvo que acomodar su acento, para “españolizarlo” lo más posible.
Las críticas de la prensa no lograron mermar el éxito..Drácula estuvo en cartel hasta el 8 de enero de 1995, habiendo convocado a más de 35.000 espectadores.

. Juan Rodó merece un capítulo aparte...Desde que tímidamente se calzó la capa negra, allá por 1991 hasta hoy, su cantidad de fans ha crecido de manera exponencial con cada reposición del musical. Hoy en día, sus páginas de facebook y cuanta red social aparece, están colmadas de fanáticos…Legiones de damiselas (y hay que reconocer que caballeros también), pululan como almas en pena a la salida del teatro Astral con la esperanza de que salga Rodó y les clave los colmillos aunque sea un poquito…
Rodó ya es Drácula para todos. No creo que una puesta de Drácula sin él, surta el mismo efecto, ni atraiga a la misma cantidad de gente…(aunque en algunas giras fue reemplazado muy dignamente por Hernán Kuttel)

. El personaje de Van Helsing ha pasado descolorido estos años…Recién en esta última versión se lo ha reivindicado dándole más protagonismo. Es que Pepe cuando recortó la obra en sus inicios, sacó justamente todas aquellas que tenían al Doctor por protagonista, y quedó con poca presencia. Ahora volvió con todo su brío (y obsesión)…De cualquier manera, su solo de “Yo te desafío” ha sabido sortear este relego, y la ovación arranca en la platea al final de la canción….AUNQUE recién en la versión del 2003 se modificó la partitura para despegar esta canción de la escena del casamiento, y así dar lugar a que se luzca el cantante, y el público pueda aplaudirlo.

. A lo largo de todos estos años, eh visto modificaciones, accidentes, bloopers y demás situaciones que le pusieron sabor al crecimiento de la obra (porque definitivamente, en estos primeros 20 años, creció)…Recuerdo una función (no me pregunten cuando), en la que la condesa se desmayó justo en la mitad de su número…¡Hubiéran visto a todos sus acólitos chocarse como orates sin saber qué hacer y pelearse por reemplazarla!..claro, porque alguien tenía que seguir a la orquesta con el solo de la niña que estaba inconciente entre las patas del escenario….En otra función, se trabó una de las torres, la que paseaba a Drácula alrededor de Mina en el “Mi dulce Mina”, y no había poder humano que pueda moverla, asi que la escena transcurrió con una torre quieta, y la otra que giraba alrededor como satélite, mientras abajo a gente se afanaba por destrabarla….Por último, otra anécdota. La gente siempre salta en las butacas cuando al final del segundo acto, entra por la parte de atrás de la sala, todo el pueblo enarbolando cruces, estacas y demás para matar al monstruo (en medio de la oscuridad, obvio)…Algunos quedan lívidos por la súbita gritería a sus espaldas…yo, esperando ya esa parte, veo que el primero de los “aldeanos”, se vá de cabeza al suelo con todo y cruz, y atrás de él todo el resto que lo saltea cuál obstáculo para no provocar un “choque en cadena”, y siguen su carrera para alcanzar el escenario…El accidentado, se levantó, tomó de nuevo la cruz, se acomodó el sombrero y tambaleante subió a escena como si nada pasara (show must go on!).

. Muchas veces se habló de que Drácula tenía escenas y partituras plagiadas de otros musicales famosos…Puede ser. Hay que ser muy necio para no reconocer un paralelismo demasiado casual entre la escena de Drácula en el espejo del dormitorio de Lucy, con la misma escena entre en Fantasma y Christine…O la taverna del segundo acto, y la de Los Miserables con Thenardier a la cabeza….pero de cualquier forma, aquí debo salir en defensa del producto nacional; no creo que sean plagiadas, sino a lo sumo “inspiradas en”..y en cuanto a la música, yo no le restaría mérito a Mahler…a mi pónganme una escopeta en la cabeza y pídanme que plagie una música de manera tal que se adecue perfectamente a otra obra, y les puedo jurar que no me sale…de última, si copiaron, lo hicieron perfectamente porque queda muy bien en el contexto de Drácula.

. Hablando de Angel Mahler, para mi, creo que es el responsable del gran éxito de la obra, tanto o más que Pepe Cibrián…La música es impecable, los solos son vibrantes, y los arreglos musicales arrancan al final de cada escena, los aplausos del público…(muy efectivo lo que yo llamo “final mahleriano”…cuando timbales y trompetas aumentan de volumen para hacer un final vibrante que no resiste que alguien quede sin aplaudir)…
Así como a mi se me grabaron dos canciones ya la primera vez que ví la obra, asi le pasa al 99% de los espectadores…y eso es síntoma ineludible de que la obra es exitosa… Como el mismo Pepe dijo en una entrevista al diario El Guardían de Barcelona, en 1994: “Creo que todo buen texto tiene música, que el cuerpo habla con la música, y que la gente se moviliza más con la música que con la prosa.”
Cuando mi hermana se casó allá por el año 2001, decidió lo que muchas novias decidían y siguen haciéndolo hasta el dia de la fecha: cambiar el consabido vals de Strauss, por el de Drácula. Creo que la decisión fue más un guiño al “hermáno desquiciado” y el terror de verme saboteándole el casamiento si no lo hacía, que otra cosa. El único problema, es que el vals en sí, es el que se baila en la escena del casamiento de Lucy, pero es muy corto, así que bailó la obertura del 2º acto que tiene ritmo de vals, pero un poco más rápido…El resultado?...la gente aplaudiendo a rabiar y mi hermana con el flamante marido pálidos del mareo.

. Cuando fallece Tito Lectoure, termina también la tradición de Drácula en el Luna Park. El año 2000 fue la última puesta en el “Palacio del Box Argentino”…. El gran desafío era ver CÓMO acomodaba Pepe una puesta diseñada para el Luna, a un escenario que es la cuarta parte del tamaño. En el teatro Opera, en el 2003, se vió el primer prototipo, y a mi gusto, no fue muy acertado…Seguía la misma cantidad de gente que si se tratara del Luna Park, asi que imagínense que los desplazamientos y coreografías eran muy multitudinarios, y por ende: complejos…Había como una comparsa cibrianesca ahí.

. La escena del baile del casamiento de Lucy (fin del primer acto) suele arrancar aplausos con solo encender las luces. Es que de un desarrollo sombrío y gris, se pasa a una escena ricamente iluminada y multicolor, con mucho frac, vestido y miriñaque. Esos mismos miriñaques totalmente atemporales e inconsistentes, pues la historia de Drácula transcurre supuestamente en el siglo XVIII, y el vestuario de esa escena es claramente del siglo XIX.

. Uno de los grandes méritos de Pepe Cibrián, es llevar todas y cada una de sus puestas al interior del país en gira nacional (aunque muchas veces con elencos reducidos y orquesta enlatada).
Sigue siendo el único productor que se acuerda que del otro lado de la Avenida General Paz también hay cultura; también hay civilización y amantes del teatro y la música (y gente que paga por ver las obras). Esto dio la oportunidad en 1998, 1999, 2003, 2007, y ahora nuevamente en el 2011, a que miles de personas, que no podían acercarse a Buenos Aires, conozcan la obra cumbre de Cibrián y Mahler. Desde Ushuaia hasta Jujuy, todo el país tuvo la oportunidad de deleitarse y aplaudir el tan mentado musical.

. No quiero extenderme más, porque sino esto ya va a ser como unas memorias de vida, pero puedo asegurarles que Drácula ha sido y es, como dije anteriormente, el punto donde mi pasión por los musicales cambió…o mejor dicho: comenzó…Creo que a esta altura yo podría ya reemplazar a cualquiera del elenco…Me conozco las letras al dedillo, y los arreglos musicales de memoria (cuando Mahler pone un violincito más, una pandereta, o lo que sea, soy el primero en darme cuenta)…

. Pero no soy el único desquiciado, y eso hace que no me internen en un neuropsiquiátrico. Mucha gente es fanática y ama este musical. Muchos artistas deben el inicio de su carrera a este musical, y a un Pepe Cibrián que está dispuesto a darles la oportunidad de subir a un escenario a gente que tiene nada de experiencia. Fíjense en los programas de las obras de teatro, musicales y no, en la trayectoria de todos los artistas. Un GRAN numero tiene alguna obra de Cibrián en su haber…Muchos disfrutaron (y padecieron) la dirección de Pepe Cibrián Campoy. Cecilia Milone, Paola Krum, Claudia Lapacó, Damian de Santo, Sandra Mihanovich, César Pierri, Marcelo Trepat, Karina K, Graciela Pal, Andrea Tenuta, Georgina Barbarrosa, Romina Gaetani, Carlos de Antonis, y Rodolfo Valss, entre muchos otros, tienen alguna obra de Pepe Cibrián en sus orígenes.

. Como dice el tango, “20 años no es nada”. Creo, y espero, que haya Drácula para rato, pero también espero que el querido “dúo dinámico” (C&M) tengan el mismo golpe inspirador que a principios de los 90’s y vuelvan a crear otro éxito como Drácula…Yo, y muchísimos otros amantes de los musicales, seguimos esperándolo…

CRISTIAN WITTE
PD: cuanto tuve que buscar con qué graficar esta nota, se me ocurrió que quedarían bien las fotos de los primeros protagonistas, alla por 1991, exactamente como se veían en el programa de lujo. Y además, los afiches de cada versión que se hizo en Buenos Aires. Todo esto, está más arriba, sobre el margen izquierdo de esta nota.

Haz click AQUI para ver datos, fotos y elenco, de la producción de 1991 en el Luna Park
Haz click AQUI para ver datos, fotos y elenco, de la producción de 1992 en el Luna Park
Haz click AQUI para ver datos, fotos y elenco, de la producción de 1993 de Mar del Plata
Haz click AQUI para ver datos, fotos y elenco, de la producción de 1994 en el Luna Park
Haz click AQUI para ver datos, fotos y elenco, de la producción de 1994 en Barcelona
Haz click AQUI para ver datos, fotos y elenco, de la producción de 1997 en el Luna Park
Haz click AQUI para ver datos, fotos y elenco, de la producción de 2000 en el Luna Park
Haz click AQUI para ver datos, fotos y elenco, de la producción de 2003 en el teatro Opera
Haz click AQUI para ver datos, fotos y elenco, de la producción de 2007 en el teatro Opera
Haz click AQUI para ver datos, fotos y elenco, de la producción de 2011 en el teatro Astral

google+

-->
Vuelos, Hoteles, Vacaciones - www.rumbo.es Buscar vuelo
Origen
Fecha de salida Adultos
Destino
Fecha de regreso Niños
BUSCADOR DE VUELOS