Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

LA FIEBRE (NUESTRA CRITICA)




“Desolada”...


Es un sueño cumplido para este crítico ver a grandes actores en escena, si a esto le sumamos que se trata de artistas muy solicitados y profusamente premiados tanto de la televisión o el cine, la experiencia se vuelve imperdible; también es muy valorable que lo hagan fuera del ámbito comercial, con localidades a un valor muy accesible. En este contexto se presenta "La fiebre" de Julieta Zylberberg bajo la dirección de una actriz de cine y también guionista, Mariana Chaud, reitero ¡no se nos puede escapar una propuesta así!

Desde que entramos a la sala del Nün (espacio que suelo frecuentar por sus propuestas), la veo a Julieta en escena, elaborando su complejo personaje en un escenario desolador, despojado de vida. Con su mirada, con sus movimientos y sus tonalidades, es decir, con todos los recursos a los que nos tiene acostumbrados y que la destacan como la gran intérprete que es, irá esbozando la existencia melancólica, depresiva, de una mujer que pareciera haber llegado tarde a todo.

Con un texto directo y carnal, la propuesta, que debo aclarar no es fácil ni para cualquier paladar, por momentos hace que el espectador se ría, pero más por el lado de una incomodidad existencial, ya que lo que le sucede a la protagonista deviene en una soledad o locura absoluta.

La pieza que, por un lado, resuma de poder femenino y por otro deconstruye al ser humano rompiendo estándares, animándose a exponer a un personaje gris al que no le importa o se cuestiona su paso por la vida.

"La fiebre" es una oportunidad de ver a esta gran actriz, versátil y enigmática, que llena con su presencia todo hueco que pueda tener la obra, imponiéndose a cualquier gusto personal. Una joyita dentro de un bohemio barrio.

GUSTAVO MARTIN SCUDERI

Noticia completa:

Azucena es una mujer que se rehabilita en la casa de un tío hosco con la única compañía de Fiebre, con la cual conversa.
Azucena es la que se intoxica en un campo y trasgrede los límites de la extravagancia y la gracia, poniéndose agresiva y paranoica con sus amigos.

También es la que emprende una caminata desde Padua hasta la Estación de Once siguiendo el recorrido del tren, como un peregrinaje hacia la nada.
Azucena yace en la cama de un hospital y dialoga con su madre y con su hija sin poder establecer un vínculo amoroso con ninguna de ellas.
De la lucidez extrema a la locura, nada puede salvarla de sí misma.

Actriz: Julieta Zylberberg
Dirección: Mariana Chaud

Octubre 2019, en Nün Teatro-Bar (J. Ramírez de Velasco 419-CABA)

google+