Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Articulos

SE TRATA DE UNA OBRA "LÚCIDA, ÁCIDA, Y HECHA CON GRAN PIEDAD POR LOS PERSONAJES”




Rueda de prensa de “Muerte de un viajante”, desde el 10 de junio en el Teatro Español.


No faltó ni uno: estaban todos los que son. En la mañana del pasado día 9 de junio, el Teatro Español se enorgullecía de presentarnos a todos y cada uno de los miembros del equipo de la nueva función que, en su interior, comienza a representar.

El polifacético Mario Gas, en su faceta de director teatral, vuelve al Teatro Español de Madrid después del éxito de su anterior montaje. Bajo el halo de Arthur Miller, dirige “Muerte de un viajante”, obra que consagró como dramaturgo al creador.

Con una estupenda acogida del público y crítica, el Teatro Español es el lugar escogido para mantener entre sus muros la puesta en escena de la obra que se convirtió en la primera pieza teatral que cuestionaba el sueño americano del consumidor. Por ser una obra “lúcida, ácida y hecha con mucha piedad por los personajes”; en boca de Mario Gas, y por muchos otros ingredientes, se la considera la obra idónea para los tiempos en los que nos hallamos actualmente.

Jordi Boixaderas, como Willy Loman, y Rosa Renom, como Linda Loman, encabezan el reparto de un montaje que parte de una traducción nueva, llevada a cabo por Eduardo Mendoza, y acompañado de una escenografía que muestra “un universo único-real donde los contornos no están marcados, por lo que tiene un tratamiento no estático”, como dice el propio Mario Gas.

Se trata de una coproducción a tres bandas entre el Teatre Lliure, El Canal-Centre d´Arts Escéniques de Salt (Girona) y el Teatro Español, que se estrenó en catalán en el Teatro Municipal de Girona el 23 de enero, y tras recorrer algunas otras ciudades en una pequeña gira, llega a Madrid para quedarse hasta el 2 de agosto.

A pesar de haber sido estrenada en el año 1949, el texto continúa tan vigente como entonces. Un texto que va más allá de la crítica al sistema capitalista y habla de las ilusiones perdidas, de las frustraciones y del inexorable paso del tiempo, convirtiendo a su protagonista en un arquetipo propio de nuestra sociedad actual. Un personaje insensato, soñador compulsivo e iluso irremediable, lo cual le convierte en una óptima presa de las garras del sistema en el que nos movemos.

Esclarecedor era el título inicial de la obra “In his mind” (“En su mente”), comenta el actor que da vida a éste indefenso padre de familia que mantiene la inocencia de los primeros años a pesar de intentar mostrar una falsa madurez. Jordi Boixaderas, afirma que es necesario “ser consciente de la insensatez del personaje para hacerlo tuyo, interiorizarla y, así, llegar a crear un personaje creíble”.

Completan el equipo indudables profesionales del sector como Miguel Ángel Corso y Juan Sanz, dando vida a la vanguardista escenografía; Antonio Belart y su conseguido vestuario; la iluminación de Carles Lucena, o la banda sonora de Alex Polls, siendo sólo una pequeña nómina de la lista de los grandes que la componen.

Obra recomendable para reflexionar acerca de los días en los que vivimos y la importancia del puesto de trabajo en la sociedad actual, con las consecuencias de la pérdida del mismo. Además contribuye a crear un fuerte nexo entre público y personajes debido a la cercanía y categoría de los mismos, llevando al testigo a sentirse abatido al término de la función. Obra demoledora donde las haya.
Y para poder dar a conocer nuestras opiniones se llevará a cabo un encuentro de teatro el próximo día 29 de junio, bajo el nombre “Diálogos en el teatro: Willy Loman está entre nosotros”, lo cual demostrará la vigencia de la función.

Ana Isabel Auñón

google+

-->