Enviar
Red Teatral
locos por los musicales

Categorias


Noticias

Criticas

TESTIMONIOS PARA INVOCAR A UN VIAJANTE (NUESTRA CRITICA)




“Identidad liberadora”...


Unas críticas atrás ya había comentado sobre la solvente gestión que, Alejandro Tantanian estaba realizando en el Teatro Nacional Cervantes; ahora, para reafirmar aún más esta opinión, tuve la oportunidad de presenciar otra propuesta que, en sí misma es muy novedosa, creativa y jugada: “Testimonios para invocar a un viajante”, a la cual considero una opción realmente imperdible.

Tiempo atrás era impensable contar con piezas de esta índole, ya que solo se solían presentar textos solemnes y clásicos, ahora en una combinación perfecta encontramos una variedad para todos los gustos. Por otra parte, y lamentablemente, el público general del rubro teatral (especialmente el que frecuenta esta verdadera institución de la escena local) aún no está lo suficientemente preparado, o educado si se me permite, para apreciar propuestas con el vuelo de la presente.

Decir que la pieza de Patricio Ruíz está abordada con todo su ser e impronta por Maruja Bustamante, ya es indicio de lo que vamos a ver. Abordado como una especie de relato autobiográfico de su autor, donde varios personajes de todo tipo son "invocados", el mismo se presenta como un canto a la aceptación en muchos sentidos.

La transformación de su protagonista no sólo es externa, su búsqueda de afecto materializada en la persecución de un amor tan efímero como potente, lo marcó de formas que ni él mismo sospecha para toda su vida. Esa necesidad de sentirse amado, el mundo Drag Queen en sus diferentes etapas, los recuerdos de la infancia, su modo de interactuar y sus reflexiones hacen que este personaje nos muestre su mundo interior que, por supuesto, nos lo llena externamente de purpurina.

Con un elenco brillante en el que se destaca el gran trabajo de Diego Benedetto, toda una revelación, su movilidad escénica es magnética y no podemos dejar de verlo y sentirnos movilizados por su emotividad al abordar el papel protagónico. Agustín Rittano, un actor que no conoce límites, acá representando a una Drag con más experiencia, abordando un difícil trabajo que realmente consigue llevar delante de manera extraordinaria. Flor Dyszel, quien me gusta muchísimo, aporta su aura onírica y de fusión que, lo lleva a uno a preguntarse ¿dónde está el límite entre personaje y actriz? Cerrando la troupe está Belén Gatti, que desborda de energía y se nota su compromiso con la obra.

De Maruja solo basta recordar lo talentosa que es, por supuesto que como directora lo logra también.

“Testimonios para invocar a un viajante”, desafía a un espectador adormecido; con una puesta absolutamente notable donde cada elemento, la realza aún más. Insisto y sostengo que la encuentro absolutamente ¡imperdible!

GUSTAVO MARTIN SCUDERI

Noticia completa:
Testimonios para invocar a un viajante, antes que una obra y una película adentro de una obra, es un archivo: una sucesión proliferante de voces, de imágenes, de audios, de frases. Como una ofrenda amorosa, un actor-director edita fragmentos sobre un amante al que conoce en un viaje y al cual intenta reconstruir a partir de testimonios de aquellos que lo recuerdan.
El resultado es un puzzle amoroso, una obra de registros visuales, táctiles pero, sobre todo, una experiencia del orden del cuerpo y del lenguaje, como si la escritura pudiera filmar, para retener y guardar, pedazos de una vida que, sin embargo, se aleja en cada plano.
Como el amor que narra, la estructura de esta obra es migrante: tiempos cruzados, fronteras geográficas, la creciente indistinción entre el documental, la ficción y la autobiografía. El montaje incluye el abismo del amor, de lo drag, de lo trash, y de la búsqueda de una identidad sexual en la periferia de los territorios.
En la construcción de un otro que es evocado y que no se ve, el registro textual y fílmico de Testimonios para invocar a un viajante es una experiencia enérgica, mezcla de euforia y aflicción, en torno a “todo lo que somos o vamos dejando de ser”.

Con: Diego Benedetto, Flor Dyszel, Belén Gatti, Agustín Rittano
Actor en video: Patricio Ruiz
Video: Majo Malvares, Gimena Tur
Coreografía: Jazmín Titiunik
Música: José Ocampo
Iluminación: Verónica Alcoba
Vestuario: Gustavo Alderete
Escenografía: Cecilia Zuvialde
Dirección: Maruja Bustamante

A partir de septiembre 2019, de jueves a domingo a las 18.00 hs, en el Teatro Cervantes-libertad 815-CABA.

google+